Cordobeses, en el Festival Medusa: “Vimos a gente aplastada con escenarios y altavoces”

Las ambulancias y los servicios de emergencias en el lugar del accidente en el Medusa Festival de Cullera.

“Nadie sabía qué estaba pasando. De repente se paró la música y se apagaron varias luces”. Juan Luis Alba es un joven cordobés que en la madrugada de este sábado estaba en Cullera (Valencia) junto a unas 100.000 personas disfrutando de la música electrónica del Festival Medusa, uno de los grandes eventos del verano. Había llegado a Cullera junto a sus amigos sobre las 22:00 de una noche que no estaba siendo normal. “Hacía una calor increíble. Estuvimos sudando muchísimo”, explica.

Pero a las 4:00 de la madrugada todo cambió. “Se levantó un viento muy fuerte y muy caliente. Cuando nos caían las gotas de agua nos quemaba la piel”, explica, detallando lo que es sufrir los efectos de un reventón cálido como el que sufrieron en la madrugada en la costa levantina. Pero el viento comenzó a provocar problemas.

“Duró dos minutos, literalmente”, explica este veinteañero cordobés. Cuando paró el viento, “a los cinco minutos comenzamos a ver ambulancias, UCIs medicalizadas y a la Guardia Civil evacuando el recinto”, relata. En ese momento, “mucha gente se empezó a dar cuenta y a correr la voz. Andamos y vimos a gente aplastada por restos de escenarios o por altavoces que habían caído. Un caos”, lamenta.

Mientras iba siendo desalojado el festival, muchos “ayudamos a levantar escenarios” bajo los que había atrapados. “Eran escenarios que podían pesar, ¿una tonelada?”, describe. A los pocos minutos, asegura, ya se corrió la voz de que había muerto un chico. El fallecido tiene 22 años y es natural de Daimiel (Ciudad Real).

“Hay mucha gente que se queja de la seguridad y otra que fue buena. Yo creo que la seguridad fue nefasta”, critica. “Cuando nos evacuaron no había salida de emergencia, las previstas estaban acordonadas y precintadas. Salió todo el festival por la puerta principal. Mientras ibas pasando veías cada cosas increíbles, con escenarios caídos, la puerta principal también”, bajo la que había gente también aplastada.

“Salimos en estado de shock. Estaba saliendo todo perfecto y esa ráfaga de aire lo jodió todo. Fue en dos minutos”, lamenta. En la salida, Juan Luis intentó regresar a Valencia junto a sus amigos, donde iban a pasar la noche. Pero Cullera estaba colapsada. Había colas enormes para el cercanías e incluso el municipio estaba atascado por la presencia de miles de vehículos. La noche no acabó hasta las primeras horas de la mañana de este sábado.

Un juzgado abre diligencias de investigación

El titular del Juzgado de Primera Instancia de Instrucción número 4 de Sueca, en funciones de guardia, ha abierto diligencias previas para investigar lo sucedido en el Medusa Festival de Cullera (Valencia), donde un joven de 22 años ha fallecido en la madrugada de este sábado y otras 40 personas han sido atendidas después de que rachas de viento derrumbaran parte de un escenario y otros elementos.

Según ha informado el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana, el juez de guardia procedió en la madrugada de este sábado al levantamiento del cadáver del joven fallecido.

El Juzgado ha abierto diligencias previas para investigar los hechos, solicitar los informes periciales correspondientes y acordar la práctica de las diligencias que considere oportunas.

Además del fallecido, otras 40 personas precisaron de asistencia y de las que cuatro continúan hospitalizadas. La más grave es una chica de 19 años que se encuentra en la UCI del Hospital de La Ribera, en Alzira, con una fractura en la columna vertebral, según ha informado la consellera de Justicia y Gobernación, Gabriela Bravo.

El festival ha anunciado a primera hora de la tarde la cancelación definitiva del evento de 2022, que duraba hasta el 15 de agosto, mientras que el Ayuntamiento de Cullera ha asegurado que el Medusa contaba con “todos los permisos y garantías jurídicas y administrativas.

Para la jornada de este sábado se había emitido una alerta por calor y durante la noche se han registrado “reventones cálidos” con rachas “muy fuertes de viento y bruscas subida de temperatura”.

Etiquetas
stats