Agredida en Córdoba una empleada de ayuda a domicilio que recibió golpes y patadas por todo el cuerpo

Concentración en apoyo a la trabajadora.

UGT Servicios Públicos se ha concentrado este miércoles ante la sede del sindicato de clase en Córdoba para denunciar el último episodio de agresiones a una trabajadora del servicio de ayuda a domicilio, que se produjo el pasado domingo. A la concentración, a la que han asistido tanto el secretario general de UGT en Córdoba, Vicente Palomares, y el secretario general de UGT SP en Córdoba, Isaías Ortega, se incorporó la candidata del PSOE a la Junta de Andalucía, Isabel Ambrosio, que se encontraba en ese momento en una visita de campaña en la sede sindical.

Durante el acto de protesta por la agresión a la trabajadora, la responsable de ayuda a domicilio del sector de Sanidad Privada en UGT SP, Amelia Fernández, ha denunciado que “nos encontramos y sentimos solas cuando entramos en los domicilios sin saber lo que nos encontraremos dentro y estamos a expensas de que cualquier familiar, porque normalmente son familiares, se le cruce los cables y, al final, seamos las trabajadoras las que sufrimos esa deficiencia que hay con respecto a la seguridad”.

La representante de las trabajadoras y trabajadores de Ayuda a Domicilio de UGT ha subrayado la necesidad de que exista “un protocolo de actuación a la hora en la que se produzcan agresiones a estas trabajadoras por el que o bien se limite la estancia de los familiares conflictivos en el domicilio el tiempo que dure el trabajo de ayuda al usuario o usuaria porque lo que no se puede cuestionar ni abandonar son los servicios necesarios para atender a estas personas que tienen adquirido ese derecho y que lo necesitan”.

La agresión, indicó Amelia Fernández, se produjo el domingo “cuando un familiar perdió los nervios y cogió por el cuello a la trabajadora y la tiró al suelo, le dio patadas sacándola del domicilio y estuvo a punto de tirarla por las escaleras, situación que pudieron evitar los vecinos que salieron en su auxilio al escuchar los gritos y los golpes y que llamaron a la policía que, además de personarse, levantaron atestado de los hechos”. Como consecuencia de estas agresiones, según indica la representante de UGT, la trabajadora presenta cardenales en gran parte de su cuerpo, además de las consecuencias emocionales que se pueden derivar de una experiencia como esta.

Fernández ha indicado que “estas situaciones ocurren con mucha más frecuencia de lo que la gente piensa aunque también hay mucha personas que se comportan como se tienen que comportar”. Respecto al comportamiento de la empresa con la trabajadora la representante de UGT ha añadido que “está teniendo un comportamiento mejor que en ocasiones anteriores, y derivó a la trabajadora a la mutua que le ha dado cuatro días para que se recupere, tiempo que, en principio, parece no ser suficiente por las condiciones en la que se encuentra llena de cardenales”. La representante sindical ha hecho un llamamiento al Ayuntamiento para que, junto con la empresa, para que “pongan los medios suficientes para articular un protocolo de actuación con respecto a este tipo de agresiones”.

Durante el acto, el secretario general de UGT Servicios Públicos en Córdoba, Isaías Ortega, ha leído un manifiesto en el que el sindicato mostraba su total apoyo a la trabajadora a la que ofreció todos la ayuda que pudiera tenderle en estos momentos. Igualmente, Ortega indicó que “este tipo de situaciones son intolerables y no son aisladas, desgraciadamente”. En el manifiesto, UGT ha puesto de manifiesto que estas situaciones se unen “a unas condiciones laborales precarias y a unas condiciones de conciliación familiar deficientes, a lo que se suma la precariedad en materia de riesgos laborales”. De hecho, en el comunicado, UGT SP ha denunciado el desconocimiento por parte de las trabajadoras de las enfermedades infecto contagiosas de las personas a las que atienden, algo que resultaría imprescindible, señalan, para poder disponer de los equipos de protección necesaria en la prestación de sus servicios a estos usuarios.

Ortega ha recordado que, desde UGT, “se lleva a cabo una intensa campaña con asambleas y concentraciones de apoyo a estas trabajadoras y con el fin de visibilizar ante la ciudanía todos sus problemas y denunciar su situación, la de trabajadoras de un servicio muy feminizado y con unas condiciones laborales completamente precarias”. El secretario general en Córdoba de UGT SP demandó una mayor financiación y un convenio que defienda a estas trabajadoras y al sector del cuidado en general, así como “una administración que no mire hacia otro lado”, señaló.

Finalmente, Ortega ha indicado que el sindicato no parará de luchar por estas trabajadoras y trabajadores, por su situación laboral, y no pararemos ni un segundo en el seguimiento de la negociación salarial y en la atención que merecen como trabajadoras y profesionales, trabajadoras esenciales, que así también lo han sido en los momentos más difíciles de la pandemia y no pueden ser ahora olvidadas“.

Etiquetas
stats