La prisión de Córdoba, una de las dos cárceles andaluzas que sigue sin permitir vis a vis ni convivencia familiar

La cárcel de Córdoba

Ni la vacunación masiva a todos los internos, ni el buen ritmo de vacunación contra el coronavirus que se lleva en Córdoba ha mejorado el régimen de visitas presenciales en la prisión de Córdoba. El penal de Alcolea es una de las dos cárceles andaluzas que todavía no permiten visitas conyugales, los llamados vis a vis y, en estos momentos, tampoco visitas de convivencia familiar.

En el caso de las comunicaciones íntimas, la prisión no las permite desde septiembre, desde antes del inicio de la segunda ola. En aquel entonces, Instituciones Penitenciarias decidió cerrar todas las prisiones de Andalucía para visitas y comunicaciones de los internos ante los datos epidemiológicos que se estaban dando entonces. Son casi nueve meses sin que se permita a los internos vis a vis con sus parejas.

En cuanto a las comunicaciones familiares, el 25 de marzo de este año volvieron a permitirse en Córdoba, aunque semanas después volvieron a prohibirse. La última vez que se autorizaron fue el 3 de junio, mientras se mantenía aún la prohibición de realizar comunicaciones íntimas.

Así se mantuvieron hasta el 1 de julio, cuando se volvieron a suspender las visitas familiares, a la luz de los últimos datos epidemiológicos que se estaban dando en la provincia de Córdoba. Dos semanas después, tras la última actualización de este miércoles, la prisión de Córdoba sigue siendo, junto a la de Alcalá de Guadaira (y también Sevilla Psiquiátrico), las únicas cárceles de Andalucía donde no se permiten vis a vis ni comunicaciones familiares.

En el resto de cárceles andaluzas, una docena de centros repartidos por toda la geografía, sí que están permitidas este tipo de visitas.

Etiquetas
Publicado el
19 de julio de 2021 - 06:00 h
stats