El nuevo perfil de los contagiados por Covid: jóvenes de entre 15 y 29 años

Cribado masivo en Vista Alegre

Sí, hay una cuarta ola de Covid 19, pero ha llegado con muchos matices. El primero es que hay vacunas y están funcionando. Y el segundo es que está afectando a un tramo de la población que tiende a sufrir menos estragos cuando se contagia. Pero haberla, hayla.

Un análisis a los datos de incidencia de la pandemia por edad en la provincia de Córdoba arroja resultados poco sorprendentes: los que están dando positivo en las últimas semanas son los jóvenes. Y es lógico: son los que todavía no están vacunados (salvo los trabajadores esenciales).

Ahora mismo, la incidencia media de la pandemia en la provincia de Córdoba es de 122 casos por cada 100.000 habitantes confirmados en las dos últimas semanas. En estos últimos 14 días han dado positivo en la provincia 962 personas (es la primera vez que se baja de 1.000 desde el otoño). Córdoba, por tanto, tiene una incidencia que sigue siendo importante, pero que no está considerada alarmante. A partir de 150 casos, por ejemplo, es cuando se toman nuevas medidas como regular de nuevo aforos. A partir de 250 casos se considera que la pandemia tiene un alto riego de contagio y por encima de 500 que está fuera de control.

Ahora mismo, casi la mitad de los positivos de estas dos últimas semanas tiene menos de 29 años (431 de los 962 casos totales). Pero es que dos tercios de esos nuevos positivos son menores de 45 años (660 personas en total). En números relativos, la incidencia de la pandemia entre los cordobeses de entre 15 y 29 años es de 222 casos por cada 100.000 habitantes, un dato muy alto a estas alturas.

En comparación, en estas dos semanas, 96 personas en Córdoba mayores de 65 años han dado positivo en una prueba para detectar el coronavirus. La cifra es muy inferior.

Hay otro dato: la pandemia no está colapsando, pese a esa incidencia, los hospitales. Al contrario, ahora mismo en Córdoba hay casi tantos hospitalizados en ingresados en UCI como a finales del pasado verano. La clave está en que la Covid 19 no hace que los menores de 30 años enfermen gravemente. Por ejemplo, desde marzo de 2020 en Córdoba han muerto por Covid un total de 955 personas. De este total, solo cuatro tenían menos de 45 años. Pero es que solo uno tenía menos de 29 años.

Es decir, la pandemia sigue ahí fuera y el coronavirus sigue teniendo intacta su capacidad para contagiar. Pero ahora mismo las vacunas están haciendo que se haya protegido de una manera más que notable a la población más frágil al contagio.

Etiquetas
Publicado el
29 de mayo de 2021 - 05:00 h