NEW YORK TIMES

El New York Times viaja a Córdoba en busca de los ecos de la España árabe

Versión digital del reportaje.

El diario New York Times ha vuelto a viajar a Córdoba y a exponer sus virtudes históricas, arquitectónicas y culturales en un nuevo reportaje. Se titula Los ecos perdurables de la España árabe, y lo firma la escritora y periodista Nina Burleigh, como la crónica de un viaje romántico a través de Sevilla, Córdoba, Granada, Málaga, Tarifa y, finalmente, en ferry a través del Estrecho de Gibraltar.

Buena parte de la pieza tiene lugar en la ciudad califal. La periodista, hija de una mujer iraquí, cuenta en el reportaje sus sentimientos personales en su paso por Córdoba. “Nuestra primera noche en Córdoba, nos despertamos justo antes del amanecer con un gemido trémulo que entraba por una ventana abierta del hotel. Por un momento, volví al verano de Bagdad de mi infancia, durmiendo en la azotea de la casa de mi abuela en pequeñas camas con mosquiteras, cuando el mismo sonido me despertaba en la noche estrellada”, rememora la escritora, que traza un paralelismo entre los cantos musulmanes a la oración, ausentes en la capital cordobesa, y el quejío del flamenco, para cuyo origen recurre a las ideas de Blas Infante.

Burleigh se detiene un buena rato en la Mezquita-Catedral, en cuyos muros capta “los contrastes físicos y espirituales entre el Islam y el Cristianismo”. Así, describe la rareza que supone la implantación de la catedral en el corazón del templo: “Visto desde lo alto del campanario cercano (el antiguo minarete, al que se puede subir por unos pocos euros), parece que una nave espacial alienígena de aspecto gótico ha aterrizado en medio del tejado”, escribe la periodista, que recuerda que el rezo islámico está prohibido en la Mezquita.

La autora del reportaje se centra en la convivencia cultural en la ciudad durante el periodo islámico. Para ello, se entrevista con el abogado e historiador de la Universidad de Córdoba Antonio Manuel Rodríguez Ramos, que le habla sobre esta etapa. “Aquí en Córdoba, en menos de 500 metros se encuentran la mezquita, la capilla de San Bartolomé y la sinagoga. Rezaban juntos. La convivencia existió, y se acabó cuando se expulsó a judíos y moriscos”, cuenta el profesor a Burleigh.

Además, la escritora también se acerca al restaurante Noor para conocer la cocina del chef Paco Morales, hecha -escribe- “con manjares que utilizan sólo los ingredientes disponibles durante los siglos de los moros”, antes de seguir con su viaje en dirección a Granada.

Etiquetas
stats