Julio fue el segundo mes de 2021 en número de contagios y el que menos muertes ha registrado

Hospital Universitario Reina Sofía

Las vacunas salvan vidas y también mitigan el impacto de las estadísticas. En el caso de julio, la importancia del efecto de las vacunas en comparación la alta contagiosidad del coronavirus es tan evidente como que el mes que acaba de terminar ha sido el de menor mortalidad de lo que llevamos de año pese a ser, al mismo tiempo, el segundo en número de contagios.

Según las estadísticas oficiales de la Consejería de Salud y Familias, concretamente las que registran los casos de Covid-19 por día (más precisos que los del parte diario que ofrece el Gobierno Andaluz), en julio se han contagiado casi 8.300 cordobeses de coronavirus.

Serán probablemente más. Este lunes se ofrecerán las estadísticas completas del mes, ya que la Junta de Andalucía lleva retraso en la notificación de los casos. Sea como sea, julio se habrá ido como el segundo mes en número de contagios de 2021, solo superado por el mes de enero, el peor de la pandemia, cuando se registraron más 13.400 positivos.

Desde marzo de 2020, cuando estalló la pandemia en Córdoba, solo hay otro mes que supere a julio de 2021 en número de contagios: octubre de 2020, con algo más de 9.200 positivos. Es decir, la quinta ola, en la que aún seguimos inmersos, está siendo la más virulenta tras la tercera y la segunda ola.

Afortunadamente, esta quinta ola ha coincidido con el avance extraordinario en la campaña de vacunación de la población, en la que Córdoba está entre los territorios donde más rápido se están alcanzando los porcentajes de inmunización deseados. El efecto de las vacunas es, por tanto, directamente responsable en la baja mortalidad en julio, donde solo se han registrado dos fallecimientos (a falta de conocer los datos de los últimos dos días del mes).

Eso hace de julio el mes de menor mortalidad por Covid del año 2021, con una cifra de fallecidos que solo es similar a la de los meses de junio y julio de 2020, cuando aún se percibían los efectos del estricto confinamiento domiciliario al que nos vimos sometidos por el estado de alarma.

Más allá del salvavidas de las vacunas, los datos de contagios registrados en julio son preocupantes, en tanto a que han ido in crescendo y, en estos momentos, Córdoba está en la cúspide de la quinta ola. En la primera semana de julio, el número de casos fue de 1.441, mientras que, en la última semana del mes se han contabilizado 2.666. Es decir, los casos registrados aumentaron un 85% entre la primera y la última semana del mes de julio.

El reflejo directo de esto está en la presión hospitalaria, que es peor que la que había en junio. El mes que acaba de terminar se ha cerrado con 125 pacientes Covid en los hospitales, mientras que el anterior acabó con 69. En cuanto a las UCI, la situación es muy similar, por encima de los 20 pacientes en intensivos.

Etiquetas
Publicado el
2 de agosto de 2021 - 06:00 h