Un informe de una ONG asociada a la ONU pone a 'Maculadas sin remedio' como ejemplo de censura religiosa

Obra atacada en la exposición 'Maculadas sin remedio' en la Diputación de Córdoba

El informe Estado de la libertad artística 2020, realizado por la ONG Freemuse que trabaja como consultora para Naciones Unidas, pone como ejemplo de censura por motivos religiosos a la exposición Maculadas sin remedio, impulsada y posteriormente retirada por la Diputación de Córdoba, y que acabó denunciada en los tribunales por Abogados Cristianos, el PP y Vox.

Protesta y rezo ante la Diputación pidiendo la retirada de la exposición 'Maculadas sin remedio'

Protesta y rezo ante la Diputación pidiendo la retirada de la exposición 'Maculadas sin remedio'

Ninguna de aquellas demandas prosperó. El Juzgado de Instrucción número 1 de Córdoba archivó hace unos días la última de ellas, al considerar que "no ha quedado probado que existiera por parte de las autoras de las obras un dolo específico de ofender los sentimientos de los miembros de una confesión religiosa". Acababa así, de momento, el periplo judicial de una exposición que ha vivido su propio vía crucis, tal y como recoge el informe de Freemuse.

Este informe, que refleja que España, con 14 artistas condenados, es el país del mundo con mayor número de artistas procesados por cuestiones que tienen que ver con la libertad de expresión, dedica un apartado propio a la exposición cordobesa, que sufrió ataques directos, ya que una persona, todavía no identificada, llegó a rajar de arriba a abajo uno de sus cuadros, titulado Con Flores a María, en el que aparecía una imagen de la Virgen María levantándose el manto y dejando ver su zona genital.

El bien político de los conservadores ultracatólicos y su impacto en la censura en España

El apartado dedicado a esta muestra se titula El bien político de los conservadores ultracatólicos y su impacto en la censura en España. En él, la ONG explica que "los intentos de censurar obras de arte con el argumento de que se consideran una ofensa a los sentimientos religiosos no solo se limitaron a los estados en los que recientemente se ha arraigado una narrativa divisoria de nacionalismo religioso", dado que "fue más evidente en países como España, en los que históricamente el catolicismo ha dominado la esfera pública".

"En un ejemplo, en mayo de 2019, los políticos españoles de la Diputación de Córdoba exigieron la retirada del cuadro Con flores a María de la artista Charo Corrales considerándolo una ofensa a los sentimientos religiosos y amenazaron con enjuiciar a la galería si no cumplía con sus demandas", relata el informe, publicado el año pasado y, por tanto, sin conocimiento de los últimos movimientos judiciales en torno a la obra.

Los autores, además, se lanzaban a vaticinar la posibilidad de que esta oleada ultracatólica acabe aumentando. "Es probable que tales intentos de censura aumenten si el partido nacionalista Vox continúa construyendo su oleada electoral desde supuestos sociales ultracatólicos y apoyado por partidarios ultranacionalistas de una España centralizada, como se vio en las elecciones generales de noviembre de 2019".

España, con más artistas condenados que Irán o Turquía

El resto del informe muestra a España liderando la clasificación mundial de países con mayor número de artistas condenados, por delante de países como Irán, Rusia o Turquía. De hecho, el informe asimila a España a este último país en lo que a uso de la legislación antiterrorista se refiere. "La legislación antiterrorista se sigue utilizando para socavar las libertades fundamentales en nombre del fortalecimiento de la seguridad nacional. Las vagas definiciones de lo que constituye terrorismo permiten a los gobiernos investigar a artistas acusados ​​de glorificar a organizaciones terroristas, como se ve en Turquía y España", afirman los autores.

En este ámbito, el texto muestra que Turquía concentra el 42% de los casos de uso indebido de las leyes de antiterrorismo contra artistas (con 4 presos, 10 detenidos, 2 procesados, 2 perseguidos, 1 veto de viaje, 1 censurado), mientras que España acumula el 31% del total, con 14 condenas y 1 artista censurado.

Los autores, sin embargo, no especifican en el informe cuáles son estos 14 artistas condenados y censurados en España. La investigación analiza 711 casos de violación de la libertad artística documentados en 93 países durante 2019.

No obstante, dado que su ámbito de estudio es del año 2019, el texto no incluye el reciente encarcelamiento de Pablo Hasél, ni las condenas a los músicos de música nazi Eduardo Clavero, líder de Batallón de Castigo, Alberto Gonzalo de Juan, Pedro Fernández y Eduardo López, que se ratificaron en enero de este año. Tampoco recoge la condena de seis meses de prisión al rapero Elgi, que fue ratificada este lunes por la Audiencia Nacional.

Más allá del número, Freemuse no está en la lista de los países preocupantes en el ámbito del riesgo para la creación artística, en la que sí están Francia (por las tensiones entre los extremismos religiosos y los creadores galos), Rusia y Estados Unidos.

Etiquetas
Publicado el
23 de febrero de 2021 - 06:00 h
stats