Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.
La portada de mañana
Acceder
La portada de mañana Sábado, 15/06/2024

El gigante cordobés que vende más de la mitad del aceite de oliva en España está en venta

Planta de Deoleo en Córdoba con botellas de Carbonell.

Alfonso Alba

2

Más de la mitad de la producción española de aceite de oliva se comercializa desde una multinacional agroalimentaria que tiene sede en Alcolea, en Córdoba. En 2014, la refundación de Deoleo decidió volver a los orígenes, a Córdoba, desde Madrid, para construir desde la base la estructura de un gigante que tiene para triunfar una colección de marcas de aceite de oliva conocidas a nivel mundial. Y que ahora está en venta.

Deoleo vendió el año pasado 176,5 millones de litros de aceite de oliva. Es más de la mitad de los 309 millones de litros de aceite de oliva que se venden con origen en España. Y es casi la mitad de todo el aceite de oliva que se vende en el mundo, que el año pasado se calculó en unos 370 millones de litros de aceite de oliva.

Las cifras, y el poder, de Deoleo son enormes. El 21% de los hogares españoles admite que su marca de referencia es Carbonell, la más famosa en el mundo, y que nació precisamente en Córdoba. En 1888, la visión exportadora de Carlos Carbonell y Morand llevó a la firma a ganar el concurso internacional convocado por el Almirantazgo Británico y abastecer de aceite a la flota de la Armada Inglesa en exclusiva durante tres décadas, hasta el final de la Primera Guerra Mundial. Carbonell se convirtió entonces en una envasadora de referencia en el mundo.

Hoy, Deoleo exporta a 67 países y tiene industrias en España y en Italia. Además de Carbonell, las marcas más conocidas de aceite de oliva se venden bajo su paraguas: Bertolli (líder en Estados Unidos), Hojiblanca, Koipe, KoipeSol, San Giorgio, Sasso... Todas son marcas de prestigio y todas se comercializan desde la sede social que Deoleo tiene en Alcolea.

Pero esta multinacional siempre ha tenido unos pies de barro, que la ha hecho protagonista de constantes vaivenes a lo largo de la historia que ha provocado graves crisis económicas, con traslados de la sede social, EREs y ventas a fondos de inversión. Ahora, tras años de crisis, había vuelto a dar beneficios. Pero la empresa acaba de entrar en pérdidas debido a los altos precios del aceite de oliva y a que se ha retraído el consumo, según su balance del primer trimestre del año. Y este es su principal argumento para justificar el inicio de la más que probable venta de la compañía.

Este mismo lunes, Deoleo, que es una empresa que cotiza en Bolsa, envió una comunicación a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) en la que advertía que el inicio de un proceso de sondeo del mercado para conocer sus alternativas estratégicas, incluida una potencial venta, para lo que está trabajando con Lazard en su condición de asesor financiero. A la vez desmentía que estuviese trabajando en una venta con el grupo alimentario de Estados Árabes Unidos Iffco.

En 2014, Deoleo completó un proceso de reestructuración accionarial que sacudió las bolsas españolas. Según comunicó la propia empresa, el fondo de inversión CVC adquirió el 29,99% del capital del grupo al comprar la totalidad de las participaciones de Bankia (16,5%) y Banco Mare Nostrum (4,85%) y parte de las acciones de Dcoop (8,64%). La crisis económica de la compañía fue tan grave que hasta 2019 no logró salir de la causa de disolución, tras inyecciones de dinero para sanear y drásticas reducciones de capital. Entonces, este fondo de inversión aumentó sus participaciones y a día de hoy controla ya el 56% de todo el capital de esta multinacional.

Antes de Deoleo, el origen de la multinacional está en la diversificación de SOS Cuétara, que comenzó a comprar marcas y envasadoras relacionadas con el aceite de oliva. En 2001 se hicieron con Koipe, la empresa vasca (Koipe significa grasa en euskera) que entonces controlaba Carbonell. De hecho, fue esta compañía la que más invirtió y reformó la fábrica de Alcolea en Córdoba, a donde se trasladó Carbonell.

La fuerza de la marca Carbonell y la modernidad de sus instalaciones decidieron a Deoleo a localizar su sede precisamente en Alcolea, en el origen de la envasadora que más aceite de oliva vende en el mundo.

Etiquetas
stats