La frecuencia decana de Córdoba deja de emitir: de EAJ 24 al 1575 de la onda media

Rafael López Cansinos, en EAJ 24.

Varias generaciones de cordobeses se sabían la frecuencia de memoria: 1575 de onda media. Ahí, al final del dial, se podía sintonizar con mucho cuidado de no pasarse en la rosca la emisora más antigua de la provincia, la histórica EAJ 24. Bajo esas siglas y números ha emitido durante 89 años Radio Córdoba, la frecuencia decana de la provincia. El pasado mes de junio, la emisora dejó de emitir en una onda media que ya apenas era sintonizada. Ahora, todas las desconexiones locales propias de Radio Córdoba se realizan en el 102,0 de la FM, en un servicio conocido como SER + en el que la histórica emisora ha multiplicado su programación propia.

La historia de EAJ 24, luego Radio Córdoba, es la de la radio en la ciudad. El germen estuvo en dos radioaficionados cordobeses a finales de los años veinte, en un edificio de la calle Cabezas que hoy es el hotel Madinat. En 1929 Rafael Muñoz Navas, abogado cordobés y radioaficionado, hijo del exalcade Muñoz Pérez, comenzó allí a realizar experimentos de emisión con una radio Pull-Man-Six. Junto con su amigo José Posadillo montaron una pequeña emisora y bajo el indicativo de radioaficionado EAR–213 emitían música y conciertos de la banda municipal de Córdoba en lo que fue el germen de EAJ-24.

Estos radioaficionados, a su vez, editaban una revista que se llamaba Micrófono. Fue ahí donde conocieron a Federico Algarra Ramírez, que era comercial de la cerveza El Águila y subdirector de la compañía de seguros Covadonga. Algarra descubrió el potencial de la radio, aunque fuese de aficionados, para los anuncios publicitarios. Así, puso capital para una nueva emisora que facilitó el Gobierno de la II República con un decreto en 1932. Se instaló una antena en el patio de un edificio de la calle Alfonso XIII, a la altura del número 12, que durante décadas formó parte del skyline cordobés.

Pero EAJ 24 no nació oficialmente hasta el 14 de enero de 1933. Esa noche, en el Conservatorio de Música de Córdoba, acogió un acto especial al que acudieron el alcalde de Córdoba Francisco de la Cruz Ceballos y el presidente de la Diputación Rafael Baquerizo García. Según describe Belén Pérez Zarco, profesora de Imagen y Sonido del IES Ángel de Saavedra, “Radio Córdoba emitía en una longitud de onda de 407 metros, frecuencia de 1450 kilociclos y una energía de 25 vatios en antena. Su horario de emisión en aquellos años era de tres horas diarias: de 13:30 a 15:00 y de 21:30 a 23:00”.

Apenas unos años después, Radio Córdoba se trasladó a los bajos del Gobierno Civil, en la esquina con Carbonell y Morand. El 18 de julio de 1936, los golpistas asaltaron la radio, como hizo Gonzalo Queipo de Llano en Sevilla. Desde la emisora instaron al capitán Tarazona, que se mantenía leal a la República, a entregarse. Su locutor principal fue un teniente que arengaba a las tropas y amenazaba a los republicanos. A sus micrófonos se acercó también Fernando Fernández de Córdoba, el locutor que leyó el famoso último parte de guerra con el “cautivo y desarmado el Ejército Rojo, las tropas nacionales han alcanzado sus últimos objetivos”. Fernando Fernández de Córdoba era actor y formaba parte del elenco de El genio alegre, una película que se estaba rodando en Córdoba en julio de 1936. Fue de los primeros en presentarse voluntario ante el ejército sublevado. Pero esa es otra historia.

Radio Córdoba es también la historia de Rafael López Cansinos, una de las grandes voces radiofónicas de la ciudad, con un mítico programa de 72 horas con el que se pretendía librar la censura del régimen para informar a las familias cordobesas de la explosión del polvorín de Cádiz. En la zona estaban de campamento decenas de niños cordobeses. Sus familias, preocupadas, lograron ponerse en contacto con ellos gracias a Radio Córdoba y a una primera conexión a través de diferentes emisoras asociadas.

EAJ 24 perteneció a la familia Algarra hasta los años noventa. Ya a finales de los setenta, Radio Córdoba se había asociado con la SER. Hoy pertenece al grupo Prisa. Desde siempre, Radio Córdoba no tuvo la emisión más limpia a través de la onda media. El 1575 daba problemas, especialmente en zonas de la provincia más alejadas. En junio de 2022, en un momento en el que la radio está viviendo una transformación digital y una especie de segunda edad dorada, la SER ha decidido apagar una onda media en la que apenas quedaban oyentes.

La alternativa está en la FM, con dos emisoras: el 93,5, con toda la programación de la SER, y el 102,0, con SER +, donde cada vez más se abre la ventana de la programación local de la emisora. Además, la radio gana oyentes a diario por internet, o a través de su propia web, de las aplicaciones o incluso de un nuevo modelo de radio a demanda cada vez más utilizado: el formato podcast.

En 2023, Radio Córdoba cumplirá noventa años. Es el medio de comunicación que conserva el nombre más antiguo de Córdoba (el origen de Diario Córdoba está en La Voz de Córdoba, un periódico ilustrado que nació en los años veinte, incautado por la Falange en 1936 y al que se le cambió varias veces el nombre hasta el definitivo en 1941). Lleva emitiendo de manera ininterrumpida desde enero de 1933. Nada más nacer, ganó una popularidad tremenda, con sus boletines informativos y sus emisiones musicales. En los años cincuenta disfrutó de una especie de edad dorada, donde se emitían corridas de toros y se informó, por ejemplo, de uno de los sucesos que más impactó en la ciudad: la muerte de Manolete.

El año que viene, en 2023, Radio Córdoba celebrará el aniversario con diferentes actos conmemorativos. Y se preparará para cumplir un siglo, una efeméride a la vuelta de la esquina.

Para más información: EAJ-24, de Beatriz Pérez Zarco.

Etiquetas
stats