Facturas de hasta 2.800 euros de luz: aluvión de quejas por las lecturas estimadas

Un atardecer sobre una estación eléctrica.

Es una una especie de tormenta perfecta: la subida del precio de la electricidad unida al sistema que tienen algunas compañías como Endesa para calcular los consumos de algunos clientes. Las lecturas estimadas de Endesa en plena ola de subida de los precios de la electricidad está provocando una auténtica avalancha de quejas que están llegando a entidades como la federación de consumidores Facua en Córdoba. Tanto, que hay clientes que han recibido una factura de 2.807,21 euros, una cantidad desorbitada y completamente inasumible.

En mayo del 2021 se puso en marcha el nuevo sistema de facturación de la electricidad en España. Así, se activaron contadores de telegestión para que las compañías pudiesen conocer exactamente los consumos de muchos clientes por tramos, algo que muchas entidades iban haciendo. No obstante, hay gran parte de clientes del sector eléctrico que no disponen aún del servicio de telegestión para facturar por tramos. Su contador no está completamente integrado para prestar ese servicio. Esto está provocando que la compañía distribuidora (Endesa) está haciendo estimaciones como facturas reales. Esto provoca este tipo de cantidades desorbitadas en las facturas que muchos clientes están recibiendo.

A partir de ahí se realiza un recálculo de todo el tiempo que no ha facturado el contador los tramos de manera correcta al no estar integrado en la red de telegestión. El gran problema se produce en que las estimaciones de consumos se hacen en un momento en el que los precios de la electricidad están en máximos, lo que provoca que por mucho que estén ahorrando los consumidores las estimaciones no lo estén calculando y los importes sean muy elevados.

“No solo es ilegal la forma en que lo hacen sino también por el precio que están aplicando”, sostiene el presidente de Facua en Córdoba, Francisco Martínez Claus, que está coordinando una gran cantidad de reclamaciones de consumidores a los que les están llegando facturas inasumibles. El gran temor de muchos es, precisamente, no poder pagar la luz y que la compañía les interrumpa el suministro. “Ellos te están cobrando una facturación ahora sobre una modalidad que en ningún momento han tenido adaptada”, explica, y “te hacen una refacturación de todo este tiempo”. Esa facturación puede venir de hace ocho o diez meses, y cobra “un precio del kilowatio que no es el que le correspondía en el periodo”. “Ningún caso es igual”, agrega.

Martínez Claus sostiene que este tipo de reclamaciones desorbitadas de muchos consumidores cordobeses están llegando a Facua desde principios de año. La entidad está “en trámites” para tratar de solventar este tipo de problemas que afrontan algunos clientes de Endesa. “Lo que procede es interponer una reclamación” ante la compañía eléctrica “manifestando la disconformidad con la modalidad del sistema de facturación”, sostiene Martínez Claus. “Si no se soluciona por la vía amistosa habría que solicitar un arbitraje en consumo”, detalla.

Desde Facua también argumentan que en el caso de las lecturas estimadas se tendría que dar la opción al cliente de prorratear este tipo de facturas astronómicas al menos por el mismo tiempo que la compañía ha hecho su estimación. “Una vez constatada la lectura se debe pedir el fraccionamiento del pago”, ya que las cantidades son totalmente inasumibles en la mayoría de las ocasiones.

El importe más alto de una factura que ha llegado hasta ahora a Facua ha sido de 2.807,21 euros. “El sector eléctrico no deja de ser el más reclamado”, sostiene Martínez Claus, que critica que “el Gobierno se está plegando a los intereses del oligopolio en contra de los más débiles. Esto provoca que las distribuidoras hagan y deshagan con las lecturas que llegan en las facturas lo que le venga en gana, y no van a tener una sanción ejemplarizante y contundente que evite que este tipo de hechos se vuelvan a producir”, concluye.

Etiquetas
stats