Cs pide a Junta evaluar la norma de lenguaje inclusivo y ofrecer libros de texto sin revisión "sesgada" de la historia

Fran Carrillo en el Parlamento

Ciudadanos ha registrado una Proposición no de Ley (PNL) para su debate este miércoles en la Comisión de Educación con la que pide al Parlamento que reclame a la Junta de Andalucía que haga "una revisión de la normativa propia relativa a lenguaje inclusivo que afecta a los libros de texto de la Consejería de Educación" con la pretensión de "eliminar expresiones que puedan entorpecer la lectura y la comprensión lectora".

La segunda petición que plantea la iniciativa de Ciudadanos para que el Parlamento intermedie con la Junta de Andalucía es que ponga "a disposición de los profesores y alumnos materiales y libros de texto que sirvan para conocer nuestra historia sin ningún tipo de reinterpretación ideológica y sesgada", así como plantea "ofrecer las herramientas para los conocimientos basicos de los alumnos sin que se haga una revisión de género a hechos históricos".

En la exposición de motivos de la iniciativa se pone de manifiesto que "el objetivo último" de la educación "debe ser el de promover el respeto y la inclusión de valores de igualdad".

La PNL de Cs apunta como origen de esas diferencias "determinadas instrucciones realizadas en legislaturas pasadas por la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía", de la que traslada que "lejos de promover textos útiles desde un punto de vista pedagógico y educacional, han apostado por una igualdad mediante lenguaje inclusivo mal entendido alargando frases o desdoblando palabras a veces de forma disparatada".

En la iniciativa se da cuenta un ejemplo de un libro de texto para relatar que textualmente dice que "se creó el Tribunal de la Inquisición (1478) para asegurar el predominio del cristianismo. Su misión era juzgar a los sospechosas y sospechosos de herejía o delitos de fe y sancionar a los condenados y condenadas con castigos ejemplarizantes. En 1492 se instó a todos los judíos y judías a convertirse al cristianismo o a abandonar el reino".

"Se trata, por tanto, de un lenguaje inclusivo mal entendido y basado en un feminismo radical que solo busca enfrentamiento entre hombres y mujeres utilizando e] lenguaje y la educación de menores de edad con el fin de realizar sus planteamientos", afirma Cs en su iniciativa.

La PNL de este partido pone de manifiesto que en la actualidad "los libros de texto los eligen los centros educativos basándose en el catálogo de la Consejería, en el que se incluyen tras pasar por esas instrucciones que fomentan ese lenguaje inclusivo mal entendido y exagerado", por lo que aboga por que los libros de referencia para el alumnado "deben primar la igualdad de oportunidades, el respeto al diferente, la atención a la diversidad, sin alargar frases o con un desdoble innecesario de palabras".

Etiquetas
Publicado el
14 de junio de 2021 - 05:35 h