Medio Ambiente

La Confederación prevé actuar para recuperar el trazado y el lecho del arroyo Bejarano

Imagen del arroyo Bejarano sin apenas agua

La Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG) tiene previsto desarrollar un paquete de medidas en la Reserva Natural Fluvial del arroyo Bejarano y los Baños de Popea, en plena Sierra Morena en Córdoba, dentro de las actuaciones para la mejora y la conservación de este entorno protegido que se incluyen en el plan de gestión de este espacio natural.

Una marcha por el Bejarano exige el control de los pozos ilegales y las aguas residuales

Una marcha por el Bejarano exige el control de los pozos ilegales y las aguas residuales

Según ha podido saber este periódico, “a día de hoy ya está presupuestado un nuevo paquete de medidas, próximo a los 500.000 euros, estando a la espera de la autorización de la Dirección General del Agua para el comienzo de las mismas”. Esta información ha sido recabada por el Consejo de Transparencia y Buen Gobierno a petición del Grupo de Trabajo para la Protección de las Fuentes y Cauces Fluviales de la plataforma A Desalambrar, dando respuesta así a su solicitud de información sobre la realización por parte de la Confederación de un estudio de impacto de las construcciones y los pozos ubicados en la cabecera del Bejarano y que afectan a su cauce.

Así, los casi 500.000 euros presupuestados se destinarían a una serie de medidas ya valoradas y a la espera de autorización para el inicio de los trabajos, entre las que se encuentran la “recuperación morfológica del trazado del río y la mejora de la estructura del lecho” del mismo, según señala el documento al que ha tenido acceso este medio.

Junto a ello, otras medidas que se incluyen en ese presupuesto y que están solo a la espera de la luz verde para ejecutarlas son “la retirada de bstáculos transversales obsoletos y la permeabilización de obstáculos transversales”.

Según la CHG, otra serie de medidas ya han sido ejecutadas o están en ejecución en el Bejarano, tales como la “delimitación del dominio público hidráulico, la zona de servidumbre y zona de policía”, así como el control y seguimiento de usos de esos límites.

Estas medidas aparecían ya en el Documento de Propuesta de medidas de gestión para la Reserva Natural Fluvial del arroyo Bejarano, tras hacer un diagnóstico del estado de la reserva y de “las principales presiones e impactos detectados”. Con ello, se propuso una línea de actuación que a día de hoy ha llevado a cabo las medidas citadas anteriormente y prevé un nuevo paquete con los 500.000 euros presupuestados ahora.

Impacto de pozos y vertidos

Como avanzó este periódico en agosto pasado, el organismo de cuenca ya admitía que “es consciente de la problemática existente en relación con los usos, captaciones de agua y vertidos existentes en la zona” de la cabecera del arroyo Bejarano. En ese sentido, asegura que “su intención es abordar una batería de actuaciones para solucionar dicha problemática”.

Hay que recordar que la plataforma A Desalambrar reclamó acceso a la información sobre la realización por parte de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir de un estudio de impacto de las construcciones y los pozos ubicados en la cabecera del arroyo Bejarano. “La CHG ya era consciente de la problemática existente en relación con los usos, captaciones de agua y vertidos en la zona y, de hecho, en el documento de propuesta de medidas de gestión de la Reserva Natural Fluvial del arroyo Bejarano ya se incluyó un inventario detallado de presiones e impactos extsitentes en dicho arroyo y una serie de propuestas”, recuerda ahora en la información facilitada.

De hecho, la Comisaría de Aguas de la Confederación llevó a cabo una inspección sobre el terreno en octubre de 2019 sobre los pozos situados en las inmediaciones del arroyo Bejarano.

En este punto, la CHG recuerda que es “fundamental” en este asunto la participación de otras administraciones como el Ayuntamiento, la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, “sobre todo en lo que respecta al control y ordenación urbanística”. Y añade que “estas administraciones son conscientes de la problemática, se les ha recalcado en las diferentes reuniones, pero es cierto que se han visto pocos avances en la gestión y ordenación urbanística”.

Etiquetas
stats