Un año a la espera del convenio para exhumar las fosas de represaliados de Córdoba

Firma del protocolo en diciembre de 2020, pendiente de rubricar en un convenio para las exhumaciones | ÁLEX GALLEGOS

El 11 de diciembre de 2020, las cuatro administraciones -Gobierno de España, Junta de Andalucía, Diputación Provincial y Ayuntamiento de Córdoba-, rubricaban en un acto solemne en el Rectorado el protocolo para llevar a cabo las tareas de exhumación de las fosas que se encuentran en los cementerios cordobeses de La Salud y San Rafael, donde se calcula que hay más de 4.000 represaliados. Ese protocolo, que lograba recoger el compromiso de las cuatro administraciones, debía plasmarse luego en un convenio donde se especificara las competencias de cada una y la dotación presupuestaria, convenio con el que, ya sí, poder realizar los trabajos de recuperación de los restos de las víctimas. Hoy, un año después, las familias aún esperan esa última firma de un convenio que no llega.

Los trabajos en La Salud concluyen certificando el hallazgo de una gran fosa de 1936

Los trabajos en La Salud concluyen certificando el hallazgo de una gran fosa de 1936

Aquel 11 de diciembre, el presidente de la asociación de familiares de víctimas del franquismo Dejadnos Llorar, Antonio Deza, ponía voz a quienes llevan ya 85 años esperando poder conocer dónde están los restos de sus seres queridos, recuperarlos y darles digna sepultura: "Estamos muy agradecidos y emocionados. Confiamos en las instituciones democráticas, que nos han respondido". Pero esa confianza, ese optimismo, un año después ha dado paso al escepticismo, ante la tardanza de las administraciones en plasmar y rubricar el convenio final para los trabajos en La Salud y San Rafael. Esta misma semana, en las II Jornadas de Memoria 'La causa de los 4.000', Deza volvía a poner voz a las familias: "El tiempo pasa, la muerte y la enfermedad llega. Y el escepticismo pesa sobre quienes esperan la exhumación de las fosas". "Llevamos años esperando y pedimos que se culmine con la firma del convenio de las cuatro administraciones".

"No quiero ser pesimista, pero desde que hace cuatro años y medio solicitamos la exhumación de las fosas, la muerte y la enfermedad llega (...) Y del optimismo inicial, hemos pasado al escepticismo, a que muchos crean que no se van a hacer las exhumaciones", decía en su intervención inicial este jueves para inaugurar las jornadas, en las que las familias han clamado por que las cuatro administraciones pongan ya su firma al documento que significará la luz verde para la excavación y exhumación de las fosas de los cementerios de Córdoba.

En este año de espera -que se suma a las décadas y décadas que las familias llevan buscando a las víctimas del golpe de 1936 y la represión franquista-, la lentitud ha marcado los pasos dados por las administraciones. De un lado, el documento del convenio se elaboró y debía pasar el visto bueno de las asesorías jurídicas de cada una de las instituciones para llevarlo a la firma con total garantía y seguridad jurídica. Pero, a partir de ahí, nada más se ha sabido sobre si ya ha obtenido ese visto bueno y si está listo para la rúbrica, más allá de algunas declaraciones de las administraciones marcando plazos que no se han cumplido.

Partidas presupuestarias consignadas

De otro lado, las distintas administraciones han consignado en sus presupuestos partidas para hacer frente a las exhumaciones, un capítulo económico que debe reflejarse en el convenio pendiente de firma y que, sobre todo, debe rezar en las partidas de las haciendas de cada administración.

El Gobierno de España ha consignado un total de 400.000 euros, con una subvención de 125.000 euros antes de finalizar este mismo año y otros 275.000 en el presupuesto de 2022. En principio, el montante total de los trabajos de excavación y exhumación de las fosas de La Salud y San Rafael ascendería a 1,6 millones y, aunque no oficialmente, sí se ha dado a conocer que las cuatro administraciones aportarían la misma cantidad, algo que concuerda con esos 400.000 consignados por parte del Gobierno.

Por su parte, desde la presidencia de la empresa municipal de cementerios de Córdoba, Cecosam, se indicó el pasado mes de octubre que el convenio para la exhumación de las fosas de los cementerios de San Rafael y La Salud de Córdoba con la Junta de Andalucía estaba a punto de sellarse, con la idea de asegurar los trabajos para los próximos tres años. Y, para ello, la cantidad que va a aportar el Ayuntamiento de Córdoba para los ejercicios 2021, 2022 y 2023 será de 400.000 euros. Seróa, igualmente, la misma cantidad que ha de aportar la Junta de Andalucía y la Diputación de Córdoba, además de la ya consignada por el Gobierno central.

Al otro lado de la moneda de esas cifras están los nombres de las víctimas y los rostros, llenos de arrugas y peinando canas, de sus familiares, que 85 años después de los fusilamientos en el golpe de 1936, no han recuperado los restos de los suyos. La documentación y los sondeos hechos en el cementerio de La Salud ya han alumbrado que allí se ubica una de las fosas, probablemente con centenares de cuerpos, de aquel verano del 36. Algunos de los cuerpos han podido ser exhumados para avanzar en el estudio del sondeo. Pero, más allá de eso, el ingente trabajo de excavar las fosas y de exhumar a todos los represaliados, está aún pendiente de una firma.

Etiquetas
stats