Activan un plan para evitar cortes eléctricos al esperarse un aumento de demanda del 4%

Instalaciones eléctricas.

La Junta de Andalucía ha aprobado para el periodo estival un plan de garantía de suministro eléctrico, de cuyo seguimiento se encargará la Agencia Andaluza de la Energía, enfocado a garantizar la continuidad del servicio y minimizar, con carácter preventivo y paliativo, el impacto de posibles incidentes derivados del aumento de la demanda de electricidad. En concreto, para este verano se ha estimado que el consumo en Andalucía podría aumentar un 4% respecto al año anterior.

Esta medida se debe fundamentalmente a que la llegada del verano trae consigo el incremento de temperaturas y un mayor consumo eléctrico por el uso de los sistemas de climatización en hogares, empresas e industrias.

El plan incluye, entre otras medidas, termografías para evitar fallos en los sistemas eléctricos, inspecciones en las subestaciones de la red de distribución que podrían alcanzar un mayor nivel de carga o poner en riesgo el suministro eléctrico, así como retenes de personal y repuestos suficientes para actuar en caso de incidencias. El mismo deberá ser ejecutado por la distribuidora de electricidad E-Distribución Redes Digitales S.L.U (antigua Endesa), que cuenta con el mayor número de clientes en la comunidad autónoma.

La Agencia Andaluza de la Energía, a través del Centro de Evaluación y Seguimiento

Energético de Andalucía (Cesea), examinará, entre otras cuestiones, que las infraestructuras eléctricas permitan suministrar la demanda prevista; que se llevan a cabo inspecciones, revisiones de medidas y de los sistemas de alimentación a centros de control en 68 subestaciones; que se realizan termografías a 653 km de líneas de alta tensión y 384 km de líneas de media tensión para visualizar los niveles de temperatura de las instalaciones y detectar posibles fallos por un aumento de la misma; y que se establezcan personal y repuestos suficientes para actuar en un tiempo inferior a 30 minutos en caso de cortes eléctricos.

Además, E-Distribución deberá comunicar a la Agencia los cortes de suministro de mayor

relevancia, ya sea por la duración del mismo o por el impacto que pueda tener en el número de clientes afectados.

El Plan Verano 2022 está previsto que finalice el 15 de septiembre, pero podría prolongarse si las condiciones climatológicas o de otro orden así lo aconsejaran. Desde la puesta en marcha de estos planes, que se activan en los meses de verano e invierno, han disminuido un 72% los cortes de suministro de energía eléctrica en Andalucía, pasando de los 518 incidentes registrados en el verano de 2005 a 147 en el verano de 2021.

La previsión

La previsión para este verano es que la demanda máxima de energía eléctrica en Andalucía se incremente en torno al 4% respecto a las cifras de 2021, cuando se alcanzaron 6.854 MWh, si bien aún quedaría lejos de la punta histórica alcanzada el 11 de agosto de 2010, de 14 a 15 horas, cuando se consumieron 7.360 MWh.

La Agencia Andaluza de la Energía (adscrita a las Consejerías de la Presidencia,

Administración Pública e Interior y de Hacienda y Financiación Europea), a través del Centro de Evaluación y Seguimiento Energético de Andalucía (CESEA), que tiene como finalidad última garantizar que los ciudadanos andaluces tengan el máximo nivel de seguridad y calidad de suministro de energía eléctrica, realiza el seguimiento continuo del suministro de electricidad que llega a todos los puntos de la Comunidad, analizando y realizando un control exhaustivo que le permite detectar los posibles puntos de riesgo y proponer las actuaciones necesarias que garanticen y mejoren la calidad del mismo.

Diariamente, publica en su página web la curva de demanda de electricidad andaluza, donde pueden verse también los perfiles de consumo mensuales o datos de caracterización por provincias, tarifas, distribuidoras, comercializadoras o sectores económicos.

Etiquetas
stats