Los repartidores de Glovo, Just Eat o Deliveroo consiguen entrar en el convenio de la hostelería

.

Victoria laboral de los sindicatos contra el sistema de reparto a domicilio a través de aplicaciones como Glovo, Deliveroo, Uber Eats o Just Eat. Los repartidores que trabajan para estas empresas van a entrar este año dentro del convenio colectivo de la hostelería en Córdoba tras varios años en una situación de limbo jurídico.

Según ha avanzado el diario Córdoba Hoy y ha confirmado a este periódico el secretario general del sindicato provincial de servicios de CCOO Córdoba, Manuel Casado, los llamados riders entran en la categoría laboral cinco del convenio, vigente entre los años 2018 y 2020, tras la aprobación de una adenda en diciembre con el acuerdo de CCOO, UGT y la patronal. Así, estos repartidores pasan a ser considerados personal laboral del sector de hostelería, algo que será un factor que tener en cuenta por los inspectores de trabajo.

El sindicato no sabe exactamente cuántos trabajadores se van a ver beneficiados en Córdoba, ya que hay muchos, la gran mayoría, que trabajan en régimen de trabajador autónomo o falso autónomo -cuestión que CCOO también tiene judicializada-. Sí se sabe que una veintena de repartidores que están contratados por la empresa Mission Box -que hace de intermediaria con las aplicaciones- en Córdoba, sí que pueden acogerse al acuerdo laboral, al igual que todos aquellos que hayan sido contratados para realizar reparto de comida.

Las empresas que operan bajo este sistema en Córdoba son Glovo, Deliveroo, Uber Eats y Just Eat. De las cuatro compañías mencionadas, las tres primeras funcionan de la misma manera con respecto al consumidor, aunque con diferencias respecto a cómo tratan a los repartidores, que suelen estar en régimen de autónomos o falsos autónomos. En términos prácticos, la aplicación del convenio estatal -que desde el año pasado también reconoce a los riders- no ha cambiado hasta el momento su forma de operar.

Adigital, la asociación que agrupa a las empresas de la economía digital, señaló entonces que “el reconocimiento de una relación laboral en un convenio no significa que los distintos modelos de las plataformas digitales se encuadren en este régimen”.

Por su parte, Just Eat trabaja principalmente con restaurantes que tienen su propio servicio de reparto o a través de terceras empresas especializadas pero tras asegurarse de que “cumplen con las leyes y regulaciones aplicables” y

“contratan a repartidores y pagan sus cotizaciones a la seguridad social”. Es decir, los repartidores de Just Eat sí que se integrarían en el acuerdo sectorial.

El convenio en Córdoba permitirá que los repartidores contratados tengan un salario mínimo, por encima de los 1.000 euros, así como plus de transporte (84 euros) y manutención (34 euros). También recoge trece pagas y vacaciones reguladas. En la práctica, Casado destaca que lo importante es que muchos ya tienen un marco al que agarrarse.

“Ahora ya saben donde están ubicados y qué tipo de salario tienen. Antes es que no lo sabían. La mayoría son jóvenes que lo tienen como una segunda ocupación y que ponen su propio vehículo para trabajar”, explica al respecto el secretario de Servicios de CCOO, que espera que el proceso judicial iniciado con Glovo y Deliveroo acabe con las empresas reconociendo a sus trabajadores como empleados y no como falsos autónomos.

https://cordopolis.es/2018/08/01/la-gloverizacion-del-reparto-a-domicilio/

Etiquetas
stats