Una enfermedad y el calor acaban con lo que quedaba de la encina milenaria de Rute

Estado en el que ha quedado la encina.

La debilitada encina milenaria de Rute, que el pasado mes de diciembre se partió en dos, no ha conseguido sobrevivir en ese estado a la sequía que está sufriendo Córdoba y provincia durante este verano dado que, además, padecía una enfermedad tumoral. Un conjunto de factores que han hecho que esta semana hay caído al suelo la mitad de la encina que quedaba en pie, tal y como informa Radio Rute, diciendo así adiós a toda una institución del municipio.

En una imagen difundida a través de redes sociales se puede apreciar el estado en el que se encontraba la encina, lejos de la esplendorosidad que mostraba al mundo. Sus características tan singulares la llevaron en noviembre de 2021, apenas un mes antes de que se partiera en dos -previsiblemente por la acción de un rayo-, a competir con 11 ejemplares de España para convertirse en Árbol Europeo del Año.

Cabe recordar que, en 2016, la Diputación de Córdoba informó de que la encina presentaba fracturas que alcanzaban los tres metros de longitud en alguna de sus ramas y que, además, sufría una enfermedad conocida como Agalla de la Corona, que provoca abultamientos en el reverso de las hojas por la acción de larvas, lo que causa una gran caída de la masa verde.

La encina milenaria de Rute era un magnífico e impresionante ejemplar de quercus ilex y estaba ubicada en la aldea ruteña de Llanos de Don Juan, en pleno Parque Natural de las Sierras Subbéticas Cordobesas. La tremenda sombra que proyectaba su copa, de 29 x 21 metros de diámetro, era de unos 600 metros cuadrados.

Según informa la web de Árbol Europea del Año, esta encina rondaba los 600 años y ha sido testigo del devenir de la historia acaecida en su alrededor, como por ejemplo la batalla,en 1483, de Martín González, muy próxima a ella, donde las tropas cristianas de los Reyes Católicos dieron captura al último rey nazarí de Granada, Boabdil el Chico.

Etiquetas
stats