Cómo conseguir una primera cita y cosechar éxito en la quedada

Dos alianzas en la mesa de un jardín | PIXABAY

Si por algo se caracterizan los cordobeses es por ser muy sociables, aunque ello no siempre se traduce en facilidades en caso de que se pretenda conseguir una cita. Por muchos mensajes que se intercambien con un chico o una chica la primera quedada en ocasiones se retrasa más de lo esperado e incluso en ocasiones no acaba llegando nunca.

¿Quieres evitar que ello suceda? ¿Deseas conocer en persona cuanto antes a aquel usuario de una app o red social que tanto ha llamado tu atención? Poniendo en práctica las claves que seguidamente serán descritas no te resultará difícil lograr lo que pretendes y, posteriormente, encandilar a la persona en cuestión para que en un futuro se produzcan más encuentros.

Haz uso de un servicio efectivo

A día de hoy Internet te pone al alcance de un par de clics multitud de servicios para socializar con otros usuarios, pero no todos se caracterizan por ser efectivos en lo que se refiere a conseguir citas. Así pues, conviene que elijas el mejor en este sentido. Fuegodevida, la app para conocer gente nueva, es una de las opciones más recomendadas por los internautas.

Y no es para menos, puesto que muchos de ellos encuentran a su media naranja en cuestión de pocos días. El éxito de dicho portal no solo viene dado por este aspecto, sino también por otros factores positivos de gran importancia. Uno de ellos se resume en la amplísima base de datos de usuarios, tanto hombres como mujeres.

Por otra parte, el cien por cien de los perfiles proceden a ser revisados de forma manual por parte del equipo de Fuegodevida, asegurando la veracidad de todas las cuentas. Tras dar con un buen servicio como éste habrás realizado un primer paso, pero todavía quedarán varios, entre ellos el descrito a continuación que se caracteriza por ser uno de los más difíciles.

Causar buena impresión al intercambiar mensajes

Es innegable que en plena era digital los usuarios, más que nunca, desean inmediatez. En el ámbito de las relaciones sociales también, por lo que es habitual que se descarten a ciertos usuarios que por unos u otros motivos no terminan de convencer al susodicho.

Impedir que este tipo de situaciones te acontezcan exige causar buena impresión. Para tal fin es fundamental que apliques una serie de recomendaciones. Por ejemplo, evita en la medida de lo posible saludar o presentarte con una frase genérica. La misma acción probablemente sea llevada a cabo por otras personas antes que tú.

A su vez, olvídate de los monosílabos. El hecho de recibir preguntas es un claro indicativo de que el internauta en cuestión siente interés por ti. Pero, ¿qué sucede si contestas escuetamente? No demuestras reciprocidad en dicho sentimiento, dando a entender que la conversación es algo banal para ti.

Por el contrario, aportando respuestas elaboradas das pie a que la conversación vaya avanzando a un buen ritmo hasta que, finalmente, de su parte o la tuya acabe surgiendo la propuesta de veros presencialmente. A partir de entonces llegará el momento de poner en práctica los siguientes consejos.

Así se triunfa en una primera cita

Independientemente de si quedas con un hombre o una mujer siempre es visto con buenos ojos que el otro proponga el sitio en el que quedar. Ya sea un pub, un restaurante o un cine –eligiendo en este caso la película que será visionada por ambos– conviene que demuestres iniciativa.

Pero ello de poco sirve si acudes tarde a la cita. Y es que la puntualidad es crucial en toda quedada que se precie. Llegar unos minutos después de la hora acordada acarrea empezar con muy mal pie, siendo difícil remontar a lo largo del encuentro. Nuevamente estableciendo una comparación con el caso contrario demostrarías tomarte en serio vuestra primera cita, dándole a la misma la importancia que merece.

Desde el momento en que os sentéis podrás dar comienzo a una de las estrategias más efectivas, la cual se resume en tres palabras: piropear sin incomodar. Ten en cuenta que el nivel de confianza existente todavía no será demasiado elevado, pero a pesar de ello no debes olvidarte de mostrarle a la otra persona lo mucho que te llega a gustar algo en concreto.

Fijarte en los detalles es de gran relevancia si quieres cosechar éxito en la cita, desde el tipo de perfume –mencionando el modelo o el tipo de olor percibido, por ejemplo a jazmín– hasta la suavidad de la piel. Si no detectas incomodidad en su rostro podrás continuar con los halagos e incluso incrementar el tono de los mismos.

Poco a poco la complicidad irá haciéndose patente, generándose una atmósfera de buen rollo que paulatinamente conllevará la obtención del resultado deseado: lograr una segunda cita e incluso ir a más en la primera después de haberse estrechado los lazos que os unen a ambos.

Etiquetas
stats