Los presos ganan el jubileo con la Agonía

Eucaristía organizada por la Agonía para ganar el jubileo para los presos de Córdoba. | HERMANDAD DE LA AGONÍA

Tiene la obra social un peso específico en la vida de las hermandades. La dedicación a los más desfavorecidos, a quienes de mayor ayuda necesitan de los demás, no cesa jamás. De hecho, la actividad en ese sentido es continuada en las corporaciones y en Córdoba guarda cada vez más notoriedad -como es merecido-. En esa labor ocupa gran parte de su esfuerzo la Agonía, de lo cual dio buena muestra este sábado con un nuevo acto de generosidad. La cofradía del Martes Santo hizo posible que los internos del Centro Penitenciario de la ciudad pudieran ganar las indulgencias del Año de la Misericordia, que se encamina a su clausura -ésta tendrá lugar el 20 de noviembre-.

La privación de libertad, por mucho que esté justificada, es sin duda una situación desfavorable. Una realidad a la que quiso dar respuesta la hermandad de la Agonía mediante una misa en la que los presos de la cárcel de Córdoba pudieran ganar el jubileo de la Misericordia. Como la que mostró la propia cofradía del Martes Santo con la colaboración del Ministerio del Interior, la dirección del Centro Penitenciario de la ciudad, el equipo de Pastoral Penitenciaria y el Cabildo Catedral, que desde el inicio "han abrazado con cariño el proyecto. Así lo hizo saber la corporación del Barrio de El Naranjo antes de la eucaristía, que se celebró este sábado en la Mezquita Catedral.

De esta forma, la hermandad de la Agonía volvió a demostrar su firme posición a favor de los desfavorecidos, como hace también allende las fronteras de España. Al fin y al cabo, mantiene un compromiso inalterable con Zimbabue. Un ejemplo de generosidad que tiene lugar también para los más cercanos, como sucedió con los internos del Centro Penitenciario de Córdoba. La eucaristía coincidió además con el encuentro que el Papa Francisco mantuvo, igualmente, con personas que cumplen condena en diferentes prisiones. Además, tras la misa que permitió a los presos ganar las indulgencias propias del Año de la Misericordia, los asistentes al acto de la cofradía del Martes Santo tuvieron ocasión de disfrutar de la visita nocturna a la Mezquita Catedral. Ésta supuso un obsequio por parte del Cabildo Catedral.

Etiquetas
stats