Un plan de empleo para Córdoba por definir que depende de que haya presupuestos en 2019

Pedro Sánchez y Susana Díaz, en el Palacio de La Moncloa.

La presidenta de la Junta, Susana Díaz, y el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se reunieron este lunes en el Palacio de La Moncloa por primera vez desde que el segundo es el nuevo líder del Ejecutivo. En la cita, Díaz planteó al presidente las mismas demandas que en su día hizo a Mariano Rajoy. Sobre Córdoba, una referencia aún difusa: un plan de empleo para las zonas más desfavorecidas de la ciudad y la provincia. Sánchez se comprometió a incluir ese plan de empleo tan prometido (la exministra Fátima Báñez lo llegó a anunciar en 2014) pero siempre y cuando se puedan aprobar los Presupuestos Generales del Estado del 2019, algo que parece complicado.

El plan de empleo no será exclusivo de Córdoba. Pero sí preferente. El objetivo de este plan es atender aquellas zonas donde el paro pega más fuerte. Córdoba tiene tres territorios de especial atención: el Valle del Guadiato y dos zonas de la capital, el Sur y Moreras-Palmeras-Miralbaida. El dinero y los proyectos, aún por concretar, se centrarían en estos puntos donde se considera que hay una emergencia social. Lo mismo ocurriría con el Campo de Gibraltar o la Bahía de Cádiz, además de determinados puntos de Jaén y Granada. Pero ese proyecto está en el aire y depende de que haya acuerdo para los próximos presupuestos.

En los próximos días mantendrán un encuentro la titular del Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, Magdalena Valerio, y el consejero andaluz de Empleo, Empresa y Comercio, Javier Carnero, para cuantificar este plan de empleo y las zonas especiales en las que tiene que aplicarse el mismo.

El compromiso que sí que ha arrancado Susana Díaz a Pedro Sánchez es que “mientras se elabora el nuevo modelo de financiación autonómica”, Andalucía disponga de 500 millones de euros más “de manera inmediata” y hasta que llegue “la financiación justa que necesitamos”. De esta cantidad, 350 millones procederán del reparto de las dos décimas del objetivo de déficit y los restantes 150 de las liquidaciones que se prevén de las entregas a cuenta a la comunidad. Así lo ha manifestado la presidenta andaluza tras la reunión de trabajo que ha mantenido con Sánchez en el Palacio de la Moncloa, y que ha calificado de “buena, cordial y muy productiva”.

Estos elementos financieros “nos darán oxígeno”, ha señalado Susana Díaz, que ha trasladado al jefe del Ejecutivo central “la necesidad urgente de elaborar un modelo de financiación que responda con justicia a las necesidades que tiene Andalucía”, porque, ha añadido, “la mejor manera de garantizar la igualdad de todos los ciudadanos es garantizar la suficiencia financiera de esos servicios que tienen que recibir, vivan donde vivan”. La presidenta ha insistido en que la comunidad andaluza, “que está infrafinanciada y así lo reconocen los expertos”, recibe 800 euros menos por habitante que la media.

Asimismo, tras la reunión con Sánchez y en comparecencia ante los medios, Díaz ha enumerado otros compromisos conseguidos como “la salida a los mercados” de Andalucía, “lo que nos permitirá financiarnos a un tipo más ventajoso y mejor” o la flexibilización de la regla de gasto, “incluyendo a los ayuntamientos, para que puedan gastar el superávit ”tanto en infraestructuras como en medidas de empleo local“. Susana Díaz ha destacado, por otro lado, el compromiso del Gobierno central para que los Presupuestos estatales de 2019 respeten el Estatuto de Autonomía y la Disposición Adicional Tercera (DAT).

“No era comprensible que siendo una comunidad estable, por debajo en el límite de deuda, cumpliendo con el objetivo de déficit y con una tasa de paro elevada, no tuviésemos un plan de empleo”, ha lamentado la presidenta, al que considera de “reivindicación justa, necesaria y oportuna”.Para la presidenta, todos los acuerdos alcanzados van a incidir de manera directa en la vida de los andaluces, “asuntos que llevábamos tiempo reivindicando” y “que son de justicia”.

En cuanto a inversiones en Andalucía, Díaz ha valorado la “firma con carácter inmediato” de un convenio entre las administraciones central, autonómica y el Ayuntamiento de Sevilla para continuar con el metro de la capital; el apoyo al desarrollo del Corredor Ferroviario que dé salida al tráfico procedente del Puerto de Algeciras, “con un gran efecto tractor sobre la comarca”; el AVE a Granada, “para que el proyecto vea la luz” lo antes posible, o el impulso de plazos para la línea de alta tensión Caparacena-Baza, que mejorará el suministro a la parte oriental andaluza.

Junto a estos asuntos, ha destacado también el refuerzo de la seguridad en el Campo de Gibraltar, con siete millones de euros más “de forma inminente”, de los que 5,5 será en incremento de efectivos y el resto en medios. Díaz, que ha agradecido “la sensibilidad y compromiso del presidente Sánchez con los intereses generales de Andalucía”, ha recordado que no se puede gobernar de espaldas a “ocho millones y medio de habitantes”, una comunidad, la andaluza, “que cumple, está a la vanguardia en políticas sociales y en nuevos derechos y que está batiendo récords en exportaciones, producción ecológica o aeronáutica”.

Según la presidenta andaluza, “en dos meses el actual presidente ha hecho más cosas por Andalucía que el anterior Gobierno” del Partido Popular. “Los acuerdos confirman que estamos en un nuevo tiempo y tiene que ser una época de lealtad y compromiso que se traduzca en beneficio de los andaluces, manteniendo nuestras reivindicaciones”, ha añadido.La presidenta ha reivindicado, no obstante, mayor carga de trabajo para Navantia y los Astilleros andaluces. En este sentido, ha demandado el quinto petrolero, para que “sea una realidad lo antes posible” y se traduzca en mayor seguridad para las instalaciones de Puerto Real, así como otros buques militares.

Asimismo, ha solicitado garantías para que “haya ayudas al sector” de la aceituna de mesa “que sirvan para aliviar la situación en caso de que se materialicen los aranceles injustos” estadounidenses, así como “el compromiso para que Andalucía no vuelva a salir perdiendo con la nueva PAC (Política Agraria Común)”.

Etiquetas
stats