Piden tres años de cárcel para un empresario que se llevó a Marruecos una planta de cribado que alquiló

Ciudad de la Justicia | ÁLEX GALLEGOS

La Fiscalía Provincial de Córdoba pide una pena de tres años de cárcel y una multa de nueve meses para un empresario que se habría llevado a Marruecos una planta de cribado portátil que alquiló en la ciudad.

En concreto, M. C. G. se sentará el próximo 25 de septiembre en el banquillo de los acusados de la Sección Tercera de la Audiencia Provincial de Córdoba. La Fiscalía le acusa de ser el autor de un delito de apropiación indebida.

Según la calificación de la Fiscalía Provincial, M. C. G., administrador de una empresa de Córdoba, firmó en 2008 con otra compañía un contrato de arrendamiento de una planta de cribado portátil. El contrato era por 60 meses y estaba valorado en casi 140.000 euros. Sin embargo, cuando se cumplió el plazo del contrato, la propietaria de la planta reclamó a la empresa su resolución, algo que no logró.

Cuando los propietarios reclamaron la devolución no obtuvieron respuesta. Eso sí, según la Fiscalía la planta portátil de cribado se encuentra desde el año 2013 en un municipio de Marruecos. Los propietarios aseguran que no pueden traerse la maquinaria ante “los elevados costes” que suponen su traslado a la Península.

Ante ello, la Fiscalía reclama una pena de tres años de cárcel por estos hechos, además del pago de una multa de diez euros al día durante nueve meses.

Etiquetas
stats