Pedaladas junto a una banda de cornetas y tambores

Clase de ciclo con la Banda Coronación de Espinas | ÁLEX GALLEGOS

Suenan marchas procesionales, pero no tras un paso. El escenario es bien diferente al habitual. La música no es acompañamiento en una procesión sino sintonía en una sala llena de bicicletas. No falta el incienso, ni la presencia de algún nazareno. Todo está perfectamente ambientado para poner punto final a un programa dirigido a costaleros pero en el que pudieron participar, y así lo hicieron, otros usuarios. Se trata del serial de preparación física “El costalero”, que ofertó otro año más Aira Sport. El gimnasio acogió precisamente el jueves la última actividad de esa iniciativa, que consistió en una clase Máster de ciclo. Una sesión que tuvo como nota especial la actuación de la Banda de Cornetas y Tambores Coronación de Espinas, que con sus sones completó el clima cofrade en las instalaciones.

La participación del conjunto del Zumbacón fue sin duda la gran novedad esta vez en las instalaciones del gimnasio, que a lo largo de marzo desarrolló un programa que ya pusiera en marcha el pasado año. Éste reunió diversas opciones, como el denominado costalfit, con sesiones diseñadas para el trabajo físico, técnico y postural del costalero, o asistencia de quiromasaje. En definitiva, esta iniciativa persiguió una vez más el “acondicionamiento físico de la figura del costalero, que encara un esfuerzo físico muy grande”. “Lo que buscamos es que intente cuidarse a la hora de sacar el paso”, indica el coordinador del ciclo, Antonio Prieto. Precisamente él camina bajo las trabajaderas en las hermandades del Rescatado y de la Misericordia y es buen conocedor de los problemas a los que se pueden enfrentar quienes portan a sus titulares.

En esta ocasión, el broche final al programa lo puso una sesión especial del conocido como ciclofrade. Fue una clase Máster para la que el gimnasio consiguió completar la inscripción para 40 bicicletas estáticas, si bien procuró incrementar el número. Entre los sones de la Banda de Cornetas y Tambores Coronación de Espinas los usuarios realizaron su más peculiar clase de spinning. Porque además del acompañamiento de las marchas procesionales y el aroma a incienso se ejercitaron con órdenes habituales de un capataz. De esta forma pudieron sentirse por un momento, quienes no lo fueran, costaleros.

Sobre la totalidad del programa, Antonio Prieto explica que Aira Sport trabajó “mucho con ejercicios de fuerza, con sentadillas por ejemplo, con estiramientos o corrección postural”. “Trabajamos la zona lumbar, las cervicales y las piernas”, añade. Se trata de ejercitaciones importantes para los costaleros antes de Semana Santa, dado que “es un esfuerzo físico muy grande” el que realizarán. “Tratamos de concienciar al costalero de que se tiene que cuidar, durante la Cuaresma sobre todo, más que nada para prevenir lesiones”, explica. Las dolencias se producen de manera más frecuente en las cervicales, “desde leves como contracturas a más graves como una hernia”, en la lumbar, “porque ahí es donde recae todo el peso”, y en los gemelos y las rodillas. Esos problemas son evitables con una buena preparación, como la que permitió obtener por segundo año este gimnasio.

Etiquetas
stats