Los partidos se tientan la ropa ante los primeros sondeos en Capitulares

Una urna electoral | ÁLVARO CARMONA

Que no se publiquen encuestas sobre intención de voto en los ayuntamientos españoles no significa que no se estén haciendo. Y que no se hagan públicas tampoco significa que no estén provocando un cierto nerviosismo en algunas formaciones. Y un tentarse la ropa en otras. Córdoba no es una excepción y en la primera planta de Capitulares circula, desde hace días, el resultado de una encuesta sobre intención de voto elaborada por el PP que muchos toman con cautela y otros con optimismo.

Según confirman diversas fuentes, el sondeo es uno de los trackings periódicos que realizan los populares en todas las capitales de provincia. Desde mayo de 2015, cuando el PP perdió la Alcaldía que no las elecciones, estos sondeos le han ido siendo favorables a los populares, aunque no en la medida que quisieran. La mayoría absoluta que alcanzaron en 2011 parece un hito difícil de repetir.

En mayo de 2015, el PP con José Antonio Nieto al frente fue el partido más votado, pero los 11 concejales que logró se quedaron lejos de los 15 necesarios para la mayoría absoluta. Tampoco pudo sumar con Ciudadanos, que tan solo logró dos escaños. En cambio, el PSOE con siete logró la Alcaldía para Isabel Ambrosio, al sumar los cuatro ediles de Ganemos y los otros cuatro de IU para su investidura.

Los últimos sondeos se centran en una sola variable: IU y Ganemos no volverán a presentarse por separado en los comicios de mayo de 2019. Este resultado, insisten las fuentes, puede distorsionar el resultado del sondeo que es muy favorable a los populares. Así, el PP volvería a ser el partido más votado y sumaría 13 escaños, aunque el sondeo asegura que con margen de mejora. El segundo partido sería la marca Unidos Podemos (la coalición nacional de Podemos e IU) con al menos siete escaños seguido del PSOE, al que el sondeo señala cinco ediles. La sorpresa la daría Ciudadanos, que duplicaría intención de voto pasando de dos a cuatro escaños.

Este resultado permitiría al PP, incluso, gobernar sin necesidad de pactar el voto de Ciudadanos. Su abstención dejaría vía libre a los populares y haría imposible un acuerdo entre la izquierda cordobesa.

Las fuentes consultadas señalan, no obstante, varias variables. En las elecciones municipales casi siempre se vota más al candidato que al partido. Córdoba es buen ejemplo, cuando por ejemplo en 2003 votó mayoritariamente a IU a la Alcaldía, en las generales al PP y en las autonómicas al PSOE. Por eso, observan el alto nivel de conocimiento adquirido por la alcaldesa, Isabel Ambrosio, y que en el sondeo la aprobación a su gestión es más alta de lo esperado. También que Unidos Podemos no ha elegido candidato, algo que tampoco ha hecho Ciudadanos.

Lo que sí señala el sondeo es que el Pleno pasa de tener seis a cuatro partidos. A la fusión de Ganemos e IU (si es que llegase a fraguar) se uniría la desaparición de UCOR tras dos mandatos con representación en el Pleno. Aunque, coinciden todas las fuentes, la opinión más generalizada es la de cautela: ninguna encuesta atinó con el cambio de gobierno en 2015, ningún sondeo acertó con lo que ocurrió en las dos generales de 2015 y 2016, y en Córdoba los estudios tampoco advirtieron la llegada del fenómeno UCOR en 2011. "Pero marcan tendencias", concluyen.

Etiquetas
stats