Pacurri entra en prisión tras una doble condena por delito fiscal

Fachada del Palacio de Justicia de Córdoba | MADERO CUBERO
La exmano derecha de Rafael Gómez ha sido condenado a dos años y siete meses de cárcel por el Juzgado de lo Penal número 4 de la Audiencia Provincial

Francisco José Pozuelo Jurado, alias Pacurri, que durante años fue mano derecha de Rafael Gómez Sandokán, entró en prisión el pasado 4 de diciembre para cumplir una doble condena por delito fiscal, según han confirmado a este periódico fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) y de Instituciones Penitenciarias.

Pozuelo ha entrado en prisión tras ser condenado dos veces por el Juzgado de lo Penal número 4 de Córdoba. Las dos sentencias han sido ratificadas por la Sección Tercera de la Audiencia Provincial de Córdoba, confirman las fuentes. Otras fuentes aseguran que aún tiene un tercer procedimiento pendiente de juicio en el Juzgado de lo Penal número tres, también de la Audiencia Provincial de Córdoba.

La primera sentencia contra Pozuelo se firmó el pasado 23 de febrero. Entonces, fue condenado por tres delitos contra la Hacienda Pública a siete meses y siete días de prisión. También al pago de una multa de 18 millones de euros y una indemnización de cuatro millones más que tenía que abonar a la Agencia Tributaria. Por esta sentencia, Pozuelo no entró en prisión, ya que hasta entonces carecía de antecedentes penales.

No obstante, meses después sufrió una segunda condena, también por otro delito contra la Hacienda Pública. En este caso, a dos años de prisión. Al tener antecedentes, Pozuelo entró en la cárcel de Córdoba a comenzar a cumplir su condena el pasado 4 de diciembre, según han confirmado varias fuentes. En esta segunda sentencia -Pozuelo ha recurrido las dos- también se ordena que pague una multa de 670.000 euros y una indemnización de 233.000 a la Agencia Tributaria. Las fuentes han detallado que al menos en la primera multa “ya ha comenzado a pagarla”.

Según se informó hace dos años, cuando Pacurri era investigado, el procesado, en su condición de administrador de la empresa mercantil Inversa 3000 (cuya actividad principal es la compraventa de bienes inmuebles y la prestación de servicios de intermediación), “omitió el pago a la Agencia Tributaria del Impuesto de Sociedades entre 2004 y 2005”. Tampoco “declaró las ventas realizadas en las correspondientes declaraciones de impuestos”.

Etiquetas
stats