Otoño sin lluvia: las temperaturas caen entre 5 y 6 grados en otra semana sin precipitaciones

La sequía emerge La Breña I | MADERO CUBERO

Se cumplen hoy diez días de la última vez que llovió sobre Córdoba. Desde entonces el tiempo estable y agradable se ha hecho fuerte en toda la provincia, ofreciendo una suerte de segunda primavera que ha llenado las calles durante el fin de semana. Pero estamos en octubre, el calendario continúa pasando páginas y las imprescindibles lluvias de otoño siguen sin aparecer. La semana va a matener el ambiente soleado y agradable, donde solo las temperaturas experimentarán un progresivo descenso que alejarán el termómetro de la franja de los 30 grados para aproximarla a valores más otoñales.

Por el momento el necesario cambio de tercio meteorológico no acaba de concretarse. Si bien hasta las inmediaciones de la península siguen llegando depresiones y bajas aisladas, ninguna de ellas consigue romper el bloqueo ibérico. Durante la semana llegará hasta el noroeste peninsular una masa de aire de origen polar, que sólo dejará lluvias en el extremo norte. El resto de la Península, ajeno a las lluvias, sí que notará un moderado descenso de las temperaturas, que será especialmente notable durante las jornadas de jueves y viernes.

Con las altas presiones aún presentes y dominando la vertical cordobesa, la lluvia queda completamente descartada para los próximos días. Sólo el termómetro experimentará cambios significativos con el paso de los días, que llevarán las máximas por debajo de los 25 grados en toda la provincia. El descenso acumulado será de entre 6 y 7 grados respecto a las temperaturas registradas durante el fin de semana, aunque no será lineal. Si bien ya la tarde del lunes quedará en el entorno de los 25 grados en el valle del Guadalquivir, la del martes volverá a remontar hasta los 28 o 29 grados.

Desde el miércoles 13 de octubre el descenso se hará más consistente, volviendo las máximas a oscilar entre los 20 grados de máxima que se esperan en la mitad norte de la provincia y los 25 grados que volverán a registrarse junto al Guadalquivir. La estabilidad anticiclónica servirá además para que el descenso, que se mantendrá ya hasta la próxima semana, se traslade de igual modo a las temperaturas mínimas.

Las mañanas volverán a ser frías desde mediados de semana, empezando las jornadas con valores cercanos a los 5 °C en localidades de Sierra Morena y Pedroches y de entre 6 a 8 °C en el valle del Guadalquivir. La ausencia de nubosidad permitirá que el enfriamiento nocturno sea especialmente intenso en planicies y valles, por lo que podrían registrarse valores por debajo de lo incialmente previsto.

Toda la información del Colectivo Meteofreak en Twitter y en Facebook.

Etiquetas
Publicado el
12 de octubre de 2020 - 07:00 h
stats