Objetivo de la Policía Local: evitar el 'botellón' en las cruces

Imagen de archivo de la Cruz de Mayo en la Cuesta del Bailio | MADERO CUBERO
El Ayuntamiento diseña un plan especial para evitar grandes concentraciones en las cruces con la instalación de vallas en algunos puntos como la Cuesta del Bailío

La Policía Local de Córdoba hará todo lo posible a partir del jueves, aunque especialmente en las noches del viernes, el sábado y el domingo, por evitar “lo que más problemas está generando últimamente”, según detalló el teniente de alcalde de Seguridad, Emilio Aumente, el botellón. Para ello, el área de Seguridad ha diseñado un dispositivo especial tendente a tratar de controlar un fenómeno que no será fácil, ya que las cruces de mayo son en esencia una fiesta en la que se baila, se habla y se bebe en la calle.

Para evitar el botellón, la Policía Local ha diseñado un dispositivo especial en el que trabajarán especialmente un grupo de agentes dedicado en exclusiva a la vigilancia de las 52 cruces de mayo que a partir de hoy se instalarán en la ciudad. La vigilancia no será intensa en todos los recintos, sino en aquellas cruces (y alrededores) donde habitualmente hay problemas. A saber: zona de Cuesta del Bailío, Santa Marina, Conde de Priego, San Nicolás y San Andrés.

Para ello, se han instalado vallas que disuadan el botellón y la masiva concentración de personas en algunos puntos, como la Cuesta del Bailío o San Andrés. También para proteger a los asistentes a la cruz del tráfico rodado, a pesar de que se pondrá en marcha un plan especial. No obstante, se tratará en la medida de lo posible de no cortar calles, para facilitar el acceso de los residentes a sus viviendas.

Pero ésta no será la única misión de los policías locales en estas cruces. Así, para “garantizar la pacífica convivencia vecinal y el derecho al descanso de vecinos se procurará un control exhaustivo de los horarios de apertura y cierre, así como requerir a los responsables de las Cruces, la bajada del volumen de la música a partir de las 0:00 si se diese una seria problemática de ruido en viviendas cercanas”, detalla el plan de seguridad.

En las bases reguladoras del concurso de cruces se indica que la música de ambientación será de sevillanas, rociera y tradicional cordobesa. “En cualquier caso no se admitirá la emisión de música, estructuras, elementos decorativos, de iluminación y de sonido de corte discotequero y deberá emitirse con moderación, siendo motivo de denuncia por incumplimiento de las bases, tener un excesivo volumen de la misma, pudiendo ser motivo de clausura de la música”, señala este plan.

Además, los agentes locales tendrán otra misión: Efectuar controles de alcoholemia a conductores en lugares próximos a la ubicación de las cruces, según detalla el plan. La presencia permanente de la Policía Local en estas zonas en las franjas horarias de mayor afluencia de personas y vehículos, sin duda contribuirá a contrarrestar los efectos negativos que para el tráfico rodado en general se puedan originar con el fin de garantizar una mayor seguridad de las personas, concluye el documento.

Etiquetas
stats