Casi la mitad de los pueblos han perdido población desde 1996

Un grupo de cordobeses, en la estación de tren | MADERO CUBERO
Según el padrón, los mayores municipios y sobre todo la capital acumulan el aumento registrado en número de habitantes | Hoy hay 48.001 cordobeses más que hace 18 años | 35 pueblos pierden población y 40 ganan

Casi la mitad de los pueblos de la provincia de Córdoba han visto menguar su número de habitantes en los últimos 18 años. Ayer, el Instituto Nacional de Estadística (INE) publicó la revisión del padrón municipal a fecha de 1 de enero de 2014. Así, y comparando datos, desde 1996 han sido 35 los municipios que han perdido población por un total de 40 que la han ganado, según destaca la estadística. Como norma, los pueblos pequeños han sido los que se han vaciado poco a poco a favor de los municipios más grandes, pero no solo. No obstante, a día de hoy hay 48.001 cordobeses más que en 1996. Ese año, la población total de la provincia era de 761.401 habitantes. La cifra hoy es de 799.402 (aunque hace dos años se llegó a superar la barrera de los 800.000).

El municipio que ha perdido más habitantes ha sido Peñarroya-Pueblonuevo. Así, su población ha descendido en 2.414 personas desde 1996. La capital del Guadiato ha pasado de tener 13.844 habitantes en ese año a contar ahora con 11.430, liderando de forma absoluta la despoblación cordobesa. A Peñarroya-Pueblonuevo le siguen en este ránking negativo varios pueblos del Guadiato. Así, el segundo pueblo que más habitantes ha perdido ha sido Fuente Obejuna, que ha bajado en 1.282 personas. La villa que dio nombre a una de las grandes obras de Lope de Vega ha pasado de tener 6.243 habitantes en 1996 a disponer en 2014 de 4.961.

También han sufrido una despoblación importante otros dos grandes municipios del Norte de la provincia: Hinojosa del Duque y Villanueva de Córdoba. Los datos en el caso de Hinojosa señalan que ha perdido 916 habitantes en 18 años. A día de hoy cuenta con una población de 7.126 vecinos. En el caso de Villanueva de Córdoba, el municipio ha rebajado la cifra de los 10.000 habitantes en estos 18 años. Así, ha pasado de tener 10.164 a contar con 9.226. Tras estos dos municipios está Belmez, un pueblo en el que su mengua destaca sobre todo porque no es un municipio grande. Así, este municipio se ha dejado un total de 888 vecinos en los últimos 18 años y ha pasado de tener 4.115 habitantes en 1996 a contar con 3.227 en 2014.

En el padrón del INE la mayoría de pueblos que pierden habitantes están en el Norte de la provincia, pero la estadística aporta también resultados sorprendentes. Así, Iznájar (el municipio más al Sur) es uno de los que más habitantes se ha dejado en estos años. El pueblo que da nombre al mayor embalse de Andalucía ha perdido en este tiempo 634 habitantes, pasando de tener 5.271 a disponer de 4.637. Y eso pese a que este municipio se ha reforzado últimamente con la llegada de vecinos procedentes de Reino Unido. En el Sur también pierden población casi todos los municipios pequeños como Valenzuela, Montalbán, Espejo, Zuheros o Luque. Al igual ocurre con algunos de la Vega, pero entrados en la sierra como Adamuz y Hornachuelos, que han descendido en el padrón.

Y LOS MUNICIPIOS QUE GANAN

Mientras, ha habido incrementos de población espectaculares, principalmente en la capital. Así, Córdoba ha pasado de contar con 306.248 habitantes en 1996 a disponer en estos momentos de un total de 328.041, lo que ha supuesto un incremento de 21.793 personas en 18 años.

En términos relativos destaca por encima del resto el caso de Lucena, una ciudad que ha crecido en casi 8.000 habitantes en 18 años. Así, la ciudad lucentina ha pasado de tener 34.786 habitantes en 1996 a contar ya con 42.748, pese a que en los últimos años ha sido especialmente castigada por la crisis.

Importante es el caso también de La Carlota, donde la construcción de la Autovía del Sur (A-4) y su conversión casi en ciudad dormitorio tiró al alza de su población. Así, ha pasado de ser un pueblo con 10.003 habitantes a tener en la actualidad 13.872 vecinos. Un caso similar, aunque en menor medida, al ocurrido en Almodóvar del Río, donde la población ha crecido en 740 habitantes en este tiempo principalmente gracias a su cercanía a la ciudad.

En el ránking de pueblos que crecen está también en un lugar destacado Puente Genil, que ha aumentado su vecindario en 2.714 personas en este tiempo. O Pozoblanco, que ha asumido la salida de muchos de los vecinos de los pueblos de alrededor y tiene a día de hoy 1.449 vecinos más que hace 18 años.

Etiquetas
stats