Más de la mitad de las cordobesas no cobra ni el salario mínimo

Colectivos feministas en una protesta | TONI BLANCO

Más de la mitad de las trabajadoras cordobesas no llega a cobrar ni al Salario Mínimo Interprofesional (SMI). Esta es una de las principales conclusiones del informe sobre la brecha salarial en la provincia de Córdoba que ha elaborado el sindicato CCOO. Según el documento, al que ha tenido acceso este periódico, el salario medio de las mujeres en la ciudad es de 12.072 euros al año, muy lejos de la media nacional. De hecho, el 57,1% de las cordobesas ni siquiera llega al salario mínimo.

El informe ofrece una gigantesca brecha salarial en la provincia de Córdoba, donde una mujer cobra, de media, 3.526 euros menos que un hombre. Así, el salario medio de la mujer es de 12.072 euros, mientras que el del hombre alcanza los 15.598 euros al año. En España, la media de lo que cobra una mujer es de 20.131 euros (8.000 euros más que en Córdoba) mientras que el salario de los hombres es de 25.924 euros al año (casi 10.000 euros más).

La evolución de los últimos años no es muy positiva. Entre 2011 y 2017 el salario medio anual de las mujeres apenas si ha subido en 124 euros, pasando de los 11.948 euros a 12.072.

Según el informe sobre la situación de la mujer en el mercado laboral, la tasa de actividad de las mujeres cordobesas está 14,5 puntos por debajo de la de los hombres, situándose en el 48,77%, y eso a pesar de que las mujeres han revertido su situación de desventaja educativa. Se mantienen las discriminaciones en el acceso al empleo, las ramas donde el índice de feminización ha aumentado son aquellas que ya están bastante feminizadas: el comercio, el sector financiero y la Administración Pública, educación y actividades sanitarias.

Además, persiste el techo de cristal. Las mujeres ocupan mayoritariamente las ocupaciones más elementales, en donde el índice de feminización es del 115,2%, es decir, el número de mujeres supera ampliamente al de los hombres. Ocurre lo contrario para los puestos de directores y gerentes, donde el índice de feminización no alcanza el 50% (46,0%), lo que indica que hay más del doble de hombres que de mujeres.

La tasa de paro femenina en Córdoba es de un 28,95% (27% en Andalucía) muy por encima de la española (17%). Preocupante es que el paro estructural representa el 40,1% del total de mujeres paradas y que 3 de cada 4 mujeres no recibe prestación por desempleo alguna.

Además, se perpetúa la precariedad laboral. Si España presenta la tasa de temporalidad más alta de toda la UE, con un 27%, las mujeres cordobesas superan con creces ese indicador en 9,2 puntos porcentuales, es decir tienen una temporalidad del 36,2%. La estabilidad en el empleo se ha convertido en un privilegio de unas cuantas mujeres, pues solo un 4,2% de los contratos de las mujeres de Córdoba son de carácter indefinido. Los contratos con jornada parcial no dejan de crecer, suponiendo en 2018 un 37% del total.

La precariedad en el empleo tiene su reflejo en las pensiones, donde la brecha salarial es mayor. La pensión media de las mujeres cordobesas es 3.719 euros inferior a la de los hombres.

Uno de los aspectos que influyen directamente sobre la brecha tanto durante la vida laboral con en las pensiones y prestaciones son las derivadas de la maternidad y de los cuidados familiares. Las excedencias para el cuidado de familiares continúan siendo tomadas principalmente por las mujeres (9 de cada 10), ya que el porcentaje de hombres solo supone el 10% del total para Córdoba y el 9,6% del total para Andalucía.

CCOO se concentra ante CECO

CCOO se ha concentrado ante la Confederación de Empresarios de Córdoba (CECO) con motivo del Día Internacional para la Igualdad Salarial para reclamar la igualdad en la contratación y medidas para fomentar el acceso de la mujer al empleo en iguales condiciones que los hombres.

La secretaria General de CCOO de Córdoba, Marina Borrego, recordó durante la concentración que “el empleo y la calidad del mismo resulta determinante para la vida de las mujeres” pero, “lamentablemente tenemos que reconocer que persisten las desigualdades laborales y sociales que viene sufriendo la mujer” y “seguimos desperdiciando las capacidades y talentos de la mitad de la población”.

CCOO remarca que la recuperación de la crisis no llega a las mujeres. De hecho, “en la recuperación económica, lejos de continuar reduciéndose la desigualdad, se ha vuelto a ampliar la brecha” porque “la población ocupada masculina ha aumentado en mayor medida que la femenina, lo que evidencia la dificultad de las mujeres para acceder al trabajo”, dijo Borrego que insistió en que “el mercado antepone al hombre a la mujer en el empleo”.

Etiquetas
stats