Mañana empieza la obra en el Alpargate y la restricción de tráfico

Panorámica de la plaza del Alpargate | MADERO CUBERO
Los trabajos se desarrollarán en dos fases | El paso hacia María Auxiliadora no se cortará nunca, pero sí la salida desde la calle Frailes

El Ayuntamiento de Córdoba ha anunciado a través de una nota de prensa que mañana arrancarán las obras de remodelación de la plaza Cristo de Gracia, popularmente conocido como plaza del Alpargate. A la vez, arrancarán las restricciones de tráfico en una de las entradas naturales al casco histórico de Córdoba. En principio, el acceso hacia María Auxiliadora no se llegará a cortar nunca al tráfico, aunque sí que se restringirá la salida desde la calle Frailes.

Los trabajos se desarrollarán en dos fases, con el objetivo de minimizar la repercusión en el tráfico y hacerlo compatible con las obras. Así, la primera fase desarrollará en el tramo que existe entre la calle María Auxiliadora y la salida hacia la avenida de Barcelona. Durante esta fase se mantendrá la entrada a la plaza desde Ronda del Marrubial y Puerta Plasencia con destino hacia calle María Auxiliadora. No obstante, quedará anulada la salida hacia la avenida de Barcelona para los vehículos procedentes de la calle Frailes. El recorrido alternativo para este trayecto se realizará por María Auxiliadora – Ronda de la Manca.

La segunda fase se desarrollará entre el tramo de acceso a la plaza hasta la propia calle María Auxiliadora, en el lateral norte de la zona. Las obras se iniciarán una vez acabe la primera fase. La fecha aproximada se desconoce. Lo que sí se sabe es que el plazo para la obra en conjunto acaba el 31 de diciembre. Mientras se desarrolle la segunda fase, se cortará al tráfico rodado la entrada actual a la Plaza, la salida de calle Frailes y el acceso a Calle Horno del Agua.

Como alternativa, la conexión con la calle María Auxiliadora se realizará por el lateral sur remodelado. La salida actual de la zona Costanillas-Montero se hará por calle Jesús del Calvario que cambiará de sentido hacia la plaza de San Lorenzo. La calle Frailes resultará en fondo de saco con entrada/salida desde la plaza de San Juan de Letrán. Por último, la calle del Queso cambiará su sentido de circulación para facilitar su acceso y al de calle Horno del Agua desde calle María Auxiliadora.

El proyecto de la obra en el Alpargate consiste en configurar un espacio con preferencia para los peatones, con plataforma única y con carriles estrechos en los que se reduzca considerablemente la velocidad de los vehículos, tanto de entrada como de salida a este nudo de acceso al casco histórico de la ciudad por el Este. Además, con la reforma se libera un nuevo espacio que hoy está ocupado por coches aparcados sin orden ni concierto justo al Oeste de la plaza del Alpargate.

En la propuesta se plantea restringir el paso de vehículos e integrar el aparcamiento existente en el nuevo espacio de estancia, permitiendo el acceso de autobuses desde la avenida de Barcelona hacia María Auxiliadora. También se invierte el sentido del carril junto a la iglesia siendo ahora de salida desde la calle Frailes hacia la avenida de Barcelona.

El pavimento que se instalará es de piedra natural, en granito y piedra coto, en tonos rosa, gris y ocre, con objeto de reproducir los tonos existentes en la plaza al objeto de mantener una homogeneidad, con una disposición que marca la linealidad perpendicular a la fachada de la Iglesia, en varios formatos, según consta en la propuesta. Dentro de los jardines, se colocarán árboles de tipo naranjos, júpiter y dos olmos, que recuerden el antiguo nombre que tuvo en una época como Plaza de los Olmos. En total, se intervendrá en una superficie de 2.000 metros cuadrados con un presupuesto de 276.000 euros, IVA incluido.

Etiquetas
stats