Malos tiempos para la flauta: coles de Córdoba eliminan su uso en las clases de Música

La flauta desaparecerá de la mayoría de colegios

Los alumnos de Primaria de los colegios de Córdoba arrancan este jueves el curso escolar con más novedades que cualquier otro año. La pandemia del coronavirus marcará este curso por las medidas de seguridad que deberán seguir tanto alumnos como profesores para evitar contagios en el entorno escolar. Estas medidas no sólo afectarán a la higiene o a la relación entre los alumnos, sino también a algunas materias, como es el caso de Música. Y es que colegios de Córdoba han eliminado el uso de la flauta dulce durante este año ya que este instrumento puede convertirse en un transmisor del virus.

La normativa autonómica al respecto no es clara ya que no existe una prohibición como tal, sino recomendaciones, y las alusiones a los instrumentos de viento son mínimas. Preguntado a Educación sobre este asunto, remiten al Decálogo para una vuelta segura de la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía. El documento sólo hace alusión a “instrumentos musicales que puedan ser compartidos por el alumnado” y sí prevé su uso dado que “se contempla la limpieza y la desinfección” de estos materiales. Misma normativa se aplicaría a los equipos usados en las clases de Educación Física.

La única mención explícita a los instrumentos de viento que se realiza en este Decálogo se encuentra exclusivamente en el apartado destinado a los Conservatorios de Música, Danza y Arte Dramático. Debido al riesgo que entraña el canto coral como el conjunto de instrumentos de viento, Educación recomienda “utilizar los espacios más amplios del centro, aumentar la distancia interpersonal y usar medidas de protección adicionales siempre que sea posible, siempre con una adecuada ventilación del espacio”. Las dimensiones de las aulas de los colegios de Córdoba impiden aumentar más la distancia entre los estudiantes.

Más clara es la Federación Andaluza de Medicina Escolar, que en junio aprobó un conjunto de orientaciones destinadas a los centros educativos entre las que sí se hace alusión a los instrumentos de viento, desaconsejando su uso ya que implicaría la bajada de la mascarilla del alumnado y la propulsión de aire y saliva.

El CEIP Algafequi es uno de los centros de Córdoba en los que no se usará la flauta dulce ni ningún otro tipo de instrumento “ya que conllevaría desinfectar todo” tras su uso, explica el profesor de Música, Guillermo Salinos. Además, esta limpieza debería hacerse durante la hora de música, que sólo es una a la semana, por lo que la enseñanza de esta asignatura se vería más reducida aún. En contraposición, las clases de Salinos irán orientadas a fomentar la percusión con el cuerpo, los comentarios de audiciones y los dibujos. El cante también ha quedado descartado. “Me da muchísima pena, sobre todo por los más pequeños, pero no queda otra”, se lamenta el profesor.

Por otro lado, Inma Serrano es profesora de Música en el CEIP Ramón y Cajal de El Carpio y, al igual que Salinos, tampoco usará la flauta a pesar de que “desde Educación no se mojen mucho en este tema”. “Los alumnos tendrían que quitarse la mascarilla y soplar, provocando la posibilidad de que haya algún contagio a través del aire”. En su caso, las clases de canto se mantendrán y el centro ha adquirido un micrófono para que los alumnos puedan entender las letras de las canciones.

Serrano recuerda que en esta asignatura no se cumple las directrices que implican las llamadas aulas burbuja “dado que los profesores especialistas tenemos que entrar en las aulas a dar las clases”. Mientras que asignaturas como Matemáticas o Lengua serán impartidas por el mismo maestro, materias como Música o Inglés suponen que entre otro profesor externo al aula. Asimismo, colegios concertados optarán también por no usar la flauta, como es el caso del centro Almanzor y Santa María de Guadalupe, que se ajustarán a las recomendaciones en materia de seguridad e higiene.

Etiquetas
stats