Malestar entre los bomberos porque solo se van a cubrir 19 de las 21 plazas sacadas a oposición

Bomberos de Córdoba | TONI BLANCO

Malestar en el Servicio de Extinción de Incendios y Salvamento (SEIS) tras conocerse las listas de aprobados en las oposiciones para ocupar 21 plazas de bomberos conductor, que misteriosamente han quedado reducidas a 19, sin que por el momento haya trascendido los motivos por el que 2 plazas se han perdido por el camino.

Uno de los portavoces de la plantilla ha señalado a este periódico que, tras conocerse las notas del último examen hace unos días, los bomberos han recibido con “desilusión e indignación” los resultados, puesto que la lista se extrae que “de las 21 plazas ofertadas y anunciadas por el Ayuntamiento solo se van a cubrir 19”.

“Todas las reuniones que se han mantenido con el Ayuntamiento en las que se le ha transmitido las necesidades acuciantes de personal, pues se han ido al traste”, afirma uno de los efectivos del SEIS, que lamenta que, a pesar de los anuncios del actual equipo de Gobierno, Córdoba no cubra “ni por asomo” el ratio de bomberos por habitante que demanda la Unión Europea.

El teniente de alcalde delegado de Seguridad, Miguel Ángel Torrico, anunció en junio la fecha del examen para 21 plazas, un proceso que se había paralizado tanto por la interposición de siete recursos como por la situación del estado de alarma por la crisis de coronavirus que obligó a parar todos las oposiciones y pruebas selectivas.

Las oposiciones llegaban, además, tras unos años en los que el personal del SEIS venía denunciando que arrastraba “un déficit muy grande tanto de personal como de material y vehículos”, y que, ahora, con este proceso, sigue lejos de cubrirse. “Los bomberos son un servicio abandonado y esperábamos un cambio, por lo menos en cuanto a personal”, afirma uno de los bomberos.

En este sentido, recuerda que, en las inundaciones de principios de agosto, la plantilla apenas pudo cubrir 60 de las 300 llamadas que llegaron al servicio. “No puede darse un servicio de cinco bomberos en eventos como ese, en los que deberían haber veinte o treinta bomberos para cubrir todas las llamadas de emergencia”, indican desde el SEIS, al tiempo que recuerdan que, al ritmo que se celebran las oposiciones, la plantilla va a ir envejeciéndose.

“Tenemos jubilaciones, bajas y lesiones y las necesidades de personal son urgentes e inminentes”, afirma uno de los bomberos consultados, que añade que está en el aire la posibilidad de que alguno de los perjudicados en la prueba reclame o que, finalmente, se llegue a un acuerdo para recuperar las dos plazas pendientes.

En caso de impugnación, se daría la paradoja de que eso dejaría en el aire la incorporación de las dos primeras bomberas de la plantilla, ya que, entre quienes han aprobado el examen hay dos mujeres.

Etiquetas
stats