El lunes empieza la obra de Capitulares pero ¿cómo será?

Vallas en la calle Capitulares previas a la obra.
La propuesta diseñada plantea la creación de una especie de plaza con guiños al pasado romano que tuvo la zona y señalando en el pavimento, con colores diferentes, por dónde discurría tanto la Vía Augusta como la antigua muralla romana

Este lunes, y si nadie lo impide, se dará por iniciada la obra de reforma de la calle Capitulares, sobre la que ya han corrido ríos de tinta. El lunes se cortará la calle al tráfico y el martes llegará la piqueta. Entonces, ya no habrá marcha atrás y esta zona volverá a cambiar su aspecto, como lo lleva haciendo desde que en la época romana republicana Claudio Marcelo lo eligiera como puerta de entrada a la ciudad de Corduba.

Ahora, más de 2.000 años después, la ciudad quiere hacer un guiño a su pasado romano con la reforma de la calle Capitulares. Para empezar, quiere que el lugar vuelva a ser una plaza, como lo fue siempre, hasta que a mediados de los años cincuenta dejó de serlo. En la zona, en la época romana hubo una gran plaza. Primero, como pórtico de entrada. Después, como conexión entre el templo y el circo, que se extendía en parte sobre lo que hoy es la plaza de la Corredera. Después, a mediados del siglo XVI, como entrada a las Casas Consistoriales. De hecho, hasta el siglo XX en la zona hubo una plaza, conocida como del Salvador, justo entre las Casas Consistoriales, Alfonso XIII y San Pablo, que desapareció cuando se descubrieron los restos del Templo Romano y se decidió trasladar el Ayuntamiento.

A partir del lunes, la zona volverá a ser una plaza. "La propuesta consiste en construir una plaza pública al servicio de los ciudadanos y para la puesta en valor de los principales edificios y monumentos del entorno, el Templo Romano, el Ayuntamiento y la iglesia de San Pablo", señala el proyecto diseñado por los arquitectos del Consistorio. "Para ello se parte de los datos arqueológicos de los que disponemos, apoyándonos en los estudios realizados por la Oficina de Arqueología de la Gerencia Municipal de Urbanismo y la Universidad de Córdoba. Se trata de configurar una plaza, siguiendo las claves de la gran plaza intermedia que existió entre el Templo y el Circo romano en tiempos de Augusto, cuyos límites coinciden con el nexo de unión con Claudio Marcelo (muro externo del pórtico este) y con la calle Diario Córdoba (muro externo) y con la Vía Augusta en el otro extremo, en la unión de las calles San Pablo, Alfaros y Alfonso XIII".

"Para conseguir la unidad y representatividad necesaria, se propone un pavimento en piedra natural, conformado por varios tipos de piedra en distintos tonos (mármol sierra Elvira gris, mármol cenia en tono ocre y piedra negra de Córdoba) que dibuja una retícula clásica modular, paralela al pórtico del templo, tipo "opus romano" (variante), siguiendo los cánones de los pavimentos romanos", señala la memoria de la obra, que arrancará en horas.

"El carácter de la solería enfatizará la unidad de la plaza y su preferencia peatonal, partiendo de la alineación del Templo Romano, siguiendo la hipotética ordenación de la plaza intermedia con un pavimento continuo, sobre el que posteriormente y durante el transcurso del tiempo se han ido instalando los diferentes edificios que componen la trama actual", destacan los arquitectos. De esta manera, en los cruces de Capitulares con Claudio Marcelo y Diario Córdoba "se marcará la huella de los muros de los pórticos que delimitaban la plaza intermedia, debiendo reflejarse también la huella del Muro de Antérides en Claudio Marcelo". Es decir, al igual que ocurrió en la calle Cruz Conde, el cambio de color de pavimento señalará las huellas de la antigua ciudad.

"También se considera importante marcar la huella del recorrido de la Vía Augusta en el otro extremo de la calle, en el encuentro con las calles Alfaros, San Pablo y Alfonso XII. Para ello se diferenciará el pavimento mediante una junta de latón y se rotulará el nombre de "Vía Augusta en letras de latón", plantea la propuesta.

Además, tras la obra y buscando la sombra se colocarán árboles de tipo algarrobos, jacarandas y algún magnolio, siguiendo criterios paisajistas y de funcionalidad". En total, la superficie sobre la que se actúa es de unos 3.075 metros cuadrados.

Etiquetas
stats