Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.
La portada de mañana
Acceder
Lee ya las noticias de mañana

Tapan los imbornales al construir rampas accesibles en el acerado y provocan balsas de agua de lluvia

Charcos formados tras las obras en la calle Las Acacias que han tapado la alcantarilla

Carmen Reina

0

El Ayuntamiento de Córdoba viene realizando obras de accesibilidad en los acerados de distintas calles de Córdoba y, en las últimas semanas, una de las calles donde se ha intervenido es en El Nogal y todas sus perpendiculares, en el distrito norte de Córdoba. Al menos en una de ellas, en el cruce de dicha calle con la de Las Acacias, las rampas hechas en la acera han tapado las bocas de los imbornales y, en los días de lluvia, se han generado grandes balsas de agua.

En su cruce con El Nogal, la calle de Las Acacias tenía dos grandes bocas para recoger el agua de lluvia. Esto, además de en la memoria de los vecinos, está también en Google Maps, que muestra una imagen del lugar anterior a la obra. A primeros de septiembre ya estaban construidas las nuevas rampas de accesibilidad, que han eliminado los bordillos y ampliado en ese tramo la acera hasta la altura de la calzada. Pero esa obra ha tapado los imbornales y ha dejado un perfil de acerado que funciona como presa para el agua de lluvia.

Con la escasa lluvia del domingo 3 de septiembre, los pocos litros que cayeron ya formaron una balsa a ambos lados de la calle, al no encontrar salida con los imbornales tapados. El pasado viernes día 15, ocurrió de nuevo. Y este domingo 17 de septiembre, cuando la lluvia ha sido más abundante durante las primeras horas del día, de nuevo se han creado unas balsas de agua en la calle. La pendiente de la calzada que conducía el agua hacia las bocas de desagüe, hace que ahora se quede embalsada con las rampas de accesibilidad como tope.

Consultado el Ayuntamiento de Córdoba por este periódico acerca de lo ocurrido, se limita a asegurar que “en el proyecto están previstos imbornales nuevos”. De momento, esos imbornales no han sido ejecutados a la vez que la obra de las rampas accesibles en la calle Las Acacias. Y, cada vez que llueve, el agua no encuentra salida.

Vecinos de la zona también han denunciado que en la misma calle El Nogal en su cruce con El Algarrobo, el perfil de la rampa de accesibilidad también hace de presa y evita que el agua corra hacia el alcantarillado.

Etiquetas
stats