¿Y si el mercado de la vivienda turística en Córdoba no es tan rentable como parece?

Turistas con maletas en los alrededores de la estación

La Comisión de Derecho Turístico del Colegio de Abogados de Cordoba, con el patrocinio de la Consejería de Turismo, Regeneración, Justicia y Administración Local de la Junta de Andalucía y la colaboración de la Facultad de Ciencias del Trabajo de la Universidad de Córdoba, organizó este martes las I Jornadas de Derecho Turístico ICA-Córdoba dedicadas a Viviendas con Fines Turísticos, donde se planteó un interesante debate sobre la realidad de una actividad económica muy importante de Córdoba. ¿Ha llegado la sobre oferta? ¿Han dejado de ser rentables? ¿Es cada vez más difícil obtener una licencia? ¿Qué novedades trae el nuevo decreto de la Junta que va a regular el sector?

A todas estas respuestas trató de responder la mesa de la tarde, habilitada para hablar de las problemáticas empresariales y las perspectivas jurídicas, urbanísticas y económicas de las viviendas con fines turísticos, con la participación de Manuel Carrasco Larriva, abogado; María Serrano García, abogada y socia de Adeitur Consultoría Turística y de Empresa; José Antonio Fernández Gallardo, economista, profesor del Área de Economía Financiera y Contabilidad de la Universidad de Córdoba, especializado en el mercado de viviendas con fines turísticos, y Manuel Rivera Mateos, director del Centro de Análisis y Perspectivas de Turismo de la Universidad de Córdoba.

María Serrano respondió a las incógnitas que plantea el nuevo decreto pendiente de aprobación por parte de la Junta de Andalucía. El anterior es de 2016 y el actual borrador pretende superar una norma que ha provocado una gran proliferación de viviendas turísticas en una ciudad como Córdoba. Según los datos de este mismo mes de junio, aportados por Serrano, en Córdoba capital hay actualmente 1.865 viviendas turísticas con un total de 9.270 plazas. Son 337 viviendas más que el año pasado, con otras 1.728 plazas. Entre los hoteles, apartamentos y pensiones de la ciudad son unas 12.000 plazas turísticas, lo que da idea del volumen del sector.

Serrano sostuvo que el nuevo decreto ha planteado nuevas exigencias y eliminado el requisito de que una vivienda turística tenga que estar en suelo urbano. Podrá estarlo en diseminado. Eso sí, el decreto limita que cada persona solo puede tener dos viviendas con fines turísticos, aunque posea más inmuebles. También se plantea una superficie mínima y un número de plazas, unas condiciones de confort y que los propios ayuntamientos puedan establecer limitaciones al número de viviendas por edificios o sectores.

40% de las viviendas no son rentables

Una de las afirmaciones más llamativas fue la de José Antonio Fernández. Este economista afirmó que el 40% de las viviendas turísticas en Córdoba no serían rentables, según un cruce de datos que ha realizado. De hecho, ha asegurado que la propia Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) advierte que la inversión en viviendas turísticas es de riesgo. Además, sostuvo que “el mercado se va a resentir con la subida de los tipos de interés”.

En el mismo sentido se pronunció Manuel Rivera, que llegó a plantear que podría ser que el sector presentase ya un problema de “sobreoferta” en el que habría tocado su techo, aunque confió en que “el mercado acabará regulando al sector”. “Hay una mentalidad equivocada de que estas viviendas turísticas son muy rentables. Coincido en que no es ni mucho menos así”, sostuvo.

Aparte, argumentó que las viviendas turísticas están “hundiendo la economía de pequeñas pensiones y antiguas, a las que se les exige mucha normativa. Las viviendas turísticas están expulsando del mercado a ese tipo de establecimientos”, y sostuvo que en Córdoba, este tipo de establecimientos tiene uno de los mayores porcentajes de este tipo de establecimientos. Antes, advirtió que el “problema” de la vivienda turística “no se debe afrontar de manera aislada” y echó de menos la aprobación de un plan estratégico en Córdoba.

Por último, el abogado Manuel Rivera expuso la problemática que tienen que resolver problemas como el suyo para agilizar y aprobar todos los trámites requiridos por la Gerencia Municipal de Urbanismo para obtener licencias de ocupación, necesarias para obtener los permisos para la habilitación de viviendas turísticas.

En la inauguración interveno Lourdes Capdevila, diputada de la Junta de Gobierno del Colegio de Abogados de Córdoba y responsable de la Comisión de Derecho Turístico, Purificación Joyera, delegada territorial de Turismo en funciones en Córdoba, y Nuria Ceular, decana de la Facultad de Ciencias del Trabajo de la Universidad de Córdoba.

La problemática jurídica de las viviendas con fines turísticos dentro de las comunidades de propietarios fue la primera cuestión a tratar en estas jornadas, con la intervención de Alejandro Fuentes-Lojo Rius, abogado del Colegio de la Abogacía de Barcelona.

Etiquetas
stats