La Junta y los colectivos consensúan firmes alternativos a la zahorra en tramos del Cinturón Verde

Obras del Cinturón Verde

La Delegación de Desarrollo Sostenible de la Junta de Andalucía y representantes de los más de 80 colectivos de Córdoba conformados por ecologistas, senderistas y ciclistas, entre otros, que reclamaban la paralización y revisión de proyecto del Cinturón Verde que se está ejecutando actualmente en la capital por haber causado daños a la Sierra, han consensuado firmes alternativos a la zahorra que se estaba echando en este sendero, para utilizar firmes naturales en los tramos que lo permita.

Los colectivos habían criticado el uso de zahorra en el proyecto del Cinturón Verde y apostaban por conservar el firme de manera natural propio de este entorno de la Sierra. La Junta de Andalucía se abrió a revisar el proyecto, donde también se había denunciado el uso de maquinaria para abrir un sendero de varios metros de ancho, dañando la vegetación de la zona.

Según han comunicado los colectivos a este periódico, tras una nueva reunión entre ambas partes, en relación al tipo de firme que se utilicen en el Cinturón Verde, la Junta de Andalucía ha planteado una alternativa “diferenciada en tres tramos tipo”. De un lado, en los tramos en los que hay un uso compatible con el tráfico rodado, de acceso a cortijos particulares, o tramos en los que ya hay aporte de zahorra, se mantendrá esta zahorra artifical tal y como recoge el proyecto original, dado que en estos casos, los requerimientos que soporta el paquete de firme son mayores. No hacerlo, indican, supondría el rápido deterioro en el mismo.

De otro lado, sin embargo, habrían un segundo tipo de tramos del Cinturón Verde en los que “hay que llevar a cabo algún tipo de relleno para elevación de la rasante o porque el terreno no presenta capacidad portante adecuada”. En estos casos han propuesto una aportación de terreno natural de préstamo y construir el paquete de firme a partir del mismo por medio de una estabilización con cal. Para ello, habrá que tomar muestras del terreno aportado y llevarlas a laboratorio para determinar la capacidad portante de origen y generar una fórmula de trabajo con la dosificación de cal necesaria que obtenga la capacidad portante adecuada a la propuesta de firme.

Un tercer caso serán los tramos en los que el perfil del terreno no hace preciso aportación de préstamos. En estos casos se ha propuesto la generación del paquete de firme por medio de la estabilización directa del terreno con cal. Para ello hay que tomar muestras del terreno natural y determinar la capacidad portante del mismo y generar la fórmula de trabajo con la dosificación de cal necesaria que genera la capacidad portante al firme adecuada al proyecto. En aquellos casos que haya una capacidad portante del terreno natural suficiente sin necesidad de aportación de cal, se podría plantear prescindir de la generación del paquete de firme por medio de la estabilización con cal.

“Esta propuesta de firme por tramos, que a priori parece más adecuada para el uso senderista y ciclista, está muy condicionada por la aplicación práctica y la consideración técnica que se haga en el análisis de cada tipo de terreno. Por ello, se ha propuesto que, para poder valorarla de manera más concreta, se confirme sobre el trazado de la Fase II cuál sería la aplicación en cada zona. De esta manera, nos hemos emplazado a que se proceda a la analítica del terreno y se ponga en común en qué puntos del trazado se realizaría el aporte de material, si fuera necesario”, señalan desde los colectivos que abordan este asunto con la Junta.

Maquinaria pesada y anchura del Cinturón Verde

Por otra parte, en cuanto a la reclamación de reducir la anchura del Cinturón Verde para que sea de un metro y no de 3,5 como el ejecutado con maquinaria pesada hasta ahora provocando daños a la Sierra, los colectivos son conscientes de que en la fase II del Cinturón Verde “el carril ya se había abierto” con maquinaria pesada. “El desbroce y la actuación ya están ejecutados en la Fase II y el impacto negativo que se ha realizado ya es irreparable en el corto plazo”.

No obstante, “respecto al ancho, se solicitó minimizar el mismo para respetar al máximo el medio existente y generar una vía más cubierta con la vegetación existente”, recuerdan. Por ello, tras esta nueva reunión con la Junta, para el resto de fases, los colectivos consideran que hay que diferenciar el sendero por zonas: “aquellas zonas en las que la vegetación sea más abundante y no haya ya un ancho establecido por vías anteriores, debería ejecutarse un menor ancho para minimizar el impacto sobre el medio y generar una vía más cubierta con la vegetación existente. Hay que tener en cuenta que el ancho ya es menor a dos metros en varios tramos de la Fase I, por lo que una menor dimensión tiene ya cabida en el proyecto”.

Y para las fases del Cinturón Verde aún no iniciadas, la III y la IV, se ha creado un grupo de trabajo, en iniciativa con la Junta, que integra a los representantes de los distintos colectivos con el fin de abordar con anticipación las condiciones en las que se ejecutarán. En este ámbito se tratará también la anchura de estas próximas fases en sus distintos tramos.

Etiquetas
stats