Galgos del Sur denuncia la situación de los perros de caza de las rehalas

Perro de la rehala de Los Barrios

La Asociación Protectora de Animales Galgos del Sur ha llevado a cabo una investigación para mostrar "las pésimas condiciones en las que malviven los perros de caza de las rehalas", que han sido declaradas, junto a la montería como Bien de Interés Cultural por parte de la Junta de Andalucía. La Asociación, en colaboración con Diario Animalista y Damac Juristas, ha realizado una serie de vídeos para dar a conocer "la verdad de las rehalas, desvelando la vida de maltrato que llevan estos animales".

Los reportajes denuncian aspectos como "la falta de atención veterinaria; las condiciones insalubres de los espacios en los que viven encerrados y encadenados; la falta de agua y alimento en condiciones óptimas; el mercadeo de compra, venta e intercambio de perros que se da entre los rehaleros; y las crueles formas de las que se deshacen de los perros cuando ya no son útiles para la caza". Un mundo, que según ha indicado la Asociación, "permanece oculto para la gran mayoría de la población".

La problemática que resaltan en una nota de prensa es que "los perros que viven aislados de la sociedad, encerrados en zulos y perreras insalubres, atados las 24 horas con cadenas, excepto los fines de semana de las jornadas de caza durante la temporada", lo que le causa "miedo a las personas". "Lo habitual es que estos animales sean visitados y atendidos, de media, cada tres días por parte del rehalero, sufriendo mientras tanto la carencia de agua y comida, además de tener que vivir tumbados entre sus propias heces y orines", señala.

Asimismo, la asociación destaca que "cuando dejan de ser útiles para los cazadores, estos perros de rehalas se convierten en desechos, son intercambiados como cromos o vendidos en páginas de anuncios y en los grupos privados de Facebook de los cazadores". Cuando los animales "ya no son útiles o no saben que hacer con ellos, les dan muerte o los dejan morir amarrados". Por otro lado, acusa al Gobierno de España y los Gobiernos Autonómicos, "que incluso les dan el respaldo institucional que sea necesario".

Rehala de los barrios

La primera entrega de la investigación está protagonizada por una rehala ubicada en Los Barrios (Cádiz). En vídeo muestra la terrible situación en la que viven estos perros, "que presentan heridas y viven encadenados entre heces y orines". Además, narra el caso de una perra recién parida "con cerca de una decena de cachorros, tumbada en un espacio sin las condiciones mínimas de higiene y junto a un cubo con trozos de pizza como comida".

Galgos del Sur describe que estos perros "sufren palizas por parte de su dueño, un rehalero al que un vecino ha grabado en diferentes ocasiones pegándoles salvajemente" y denuncian que este "maltrato animal que no está lo suficientemente penado y perseguido, por lo que los cazadores se sienten impunes".

Indignación en Galgos del Sur

La presidenta de Galgos del Sur, Patricia Almansa, confiesa estar “indignada” ante el hecho de que la Junta de Andalucía ampare y blinde esta crueldad haciéndola pasar por cultura y tradición. “Las rehalas y las monterías son maltrato animal. Y con la declaración de Bien de Interés Cultural en Andalucía, lo que ha hecho la Junta de Andalucía, es institucionalizar el maltrato animal, de la misma manera que ocurre con la tauromaquia”, afirma.

Por su parte, el cofundador de Galgos del Sur, Javier Luna, considera “inadmisible” que el Ayuntamiento de los Barrios, “ante una denuncia sobre las condiciones de maltrato e insalubridad en la que malviven unos 50 perros”, haya hecho “caso omiso a los posibles delitos penales e infracciones administrativas que este rehalero esté cometiendo”.

Etiquetas
Publicado el
1 de octubre de 2021 - 13:57 h
stats