Emacsa cerró 2021 con un incremento de las inversiones

Instalaciones de Emacsa en la central de Villazul.

El consejo de administración de la Empresa Municipal de Aguas de Córdoba S.A. (Emacsa), presidido por Ramón Díaz-Castellanos, ha aprobado la formulación de las cuentas anuales y el informe de gestión de 2021, ejercicio marcado por un incremento de las inversiones a pesar de la crisis sanitaria.

En este sentido y en una nota, Emacsa ha recalcado también el gran número de actuaciones desarrolladas en el pasado ejercicio, así como el impulso de infraestructuras de gran envergadura que, por su complejidad, se prolongarán durante varios años.

La memoria de cuentas, con fecha 31 de diciembre de 2021, recoge así un balance con un beneficio de 2.844.971 euros. En relación a los datos de 2021, destaca una reducción en los metros cúbicos de agua facturados, concretamente un 1,5 por ciento respecto al ejercicio anterior.

Asimismo, Emacsa ha detectado un paulatino retorno a la situación previa a la pandemia, con un incremento de la facturación de industriales y comerciales del diez por ciento, aunque sin alcanzar los niveles previos a la pandemia --el descenso en 2020 fue del 18 por ciento--. En el caso del consumo en el ámbito doméstico la situación sí recuperó los niveles habituales.

Las inversiones durante el pasado año fueron uno de los principales capítulos de los que se ocupó Emacsa. Aquí tienen cabida las intervenciones realizadas en redes de abastecimiento y saneamiento en Las Quemadas, la barriada del Tablero, Valdeolleros, Ciudad Jardín, Levante, Cerro Muriano, Distrito Centro, Levante y Poniente Sur. Esta empresa municipal también ejecutó obras de menor tamaño en numerosos puntos de la ciudad destinadas a la sustitución de diversos tramos.

Emacsa realizó diversas actuaciones en sus instalaciones de tratamiento de agua potable en el ejercicio 2021. Entre ellas, son especialmente reseñables la renovación de la conducción del bombeo de emergencia desde Villa Azul al Depósito Carril Huerta de Arcos, la construcción del nuevo Depósito Carril Huerta de Arcos y, por su efecto medioambiental, las nuevas placas solares fotovoltaicas en las cubiertas de los edificios de la EDAR y Guadanuño, estando previsto que la empresa amplíe la instalación de placas solares en otras ubicaciones.

Además de estas obras, Emacsa está acometiendo las obras de rehabilitación de los depósitos A y B de la ETAP de Villa Azul, primera fase de un ambicioso proyecto que acondicionará varios edificios de la ETAP.

En cuanto a instalaciones de tratamiento de aguas residuales, esta empresa municipal ha finalizado en 2021 la construcción de una nave industrial para uso de almacén en la EDAR La Golondrina así como su cierre perimetral y la instalación de un nuevo sistema de lavado biológico de gases para aumentar la capacidad de desodorización.

A su vez, la depuración de aguas residuales en Trassierra recibirá un importante impulso gracias a la instalación de un sistema de tratamiento biológico con biodiscos para complementar los sistemas actuales. Todo ello mientras que Emacsa concluya la solución definitiva, que conducirá las aguas residuales hasta la EDAR.

Emacsa impulsó también nuevas infraestructuras de gran envergadura, actuaciones que se prolongarán durante varios años debido a su complejidad. Son los casos de la construcción de un tanque de tormentas en la zona del Balcón del Guadalquivir (se han realizado los estudios geotécnicos y se ha redactado el proyecto), la construcción de un nuevo edificio en la EDAR La Golondrina destinado a laboratorio (que contempla además la creación de una zona de aparcamiento y la remodelación de los edificios de personal y control), así como el proyecto de reforma y ampliación de la sede social de Plateros, recientemente adjudicada.

Etiquetas
stats