La Confederación abre expediente sancionador contra el Ayuntamiento por las aguas residuales en los Baños de Popea

Aguas residuales en los Baños de Popea el pasado verano

La Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG) ha abierto un expediente sancionador contra el Ayuntamiento de Córdoba después de practicar análisis en el arroyo Molino y los Baños de Popea y certificar que se trataban de aguas residuales procedentes de los vertidos de viviendas del entorno.

Los resultados de los análisis de las aguas derivaron en una denuncia del Servicio de Calidad de Aguas del organismo de cuenca y, según ha podido conocer Cordópolis a través de un escrito de la Comisaría de Aguas de la zona de Córdoba de la Confederación, como consecuencia, “se ha incoado expediente sancionador contra el Ayuntamiento de Córdoba”.

El expediente se abrió a mediados de diciembre pasado contra el Consistorio y actualmente se encuentra en tramitación administrativa. Si el resultado del expediente abierto estableciera finalmente una sanción para el Ayuntamiento, la Ley de Aguas (R.D.L. 1/2001) en su título VII para las que son competencia de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir, señala sanciones hasta 10.000 euros para infracciones leves, hasta 50.000 euros para infracciones menos graves, hasta 500.000 euros para infracciones graves y hasta 1.000.000 de euros para infracciones consideradas muy graves.

Aparición de aguas residuales y análisis

En mayo de 2021, el Grupo de Trabajo por la Defensa de las fuentes y cauces fluviales de la Plataforma de utilidad pública A Desalambrar solicitó a la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir que realizara análisis de las aguas del arroyo Molino y los Baños de Popea. La aparición de aguas residuales se constató en verano y, en otoño, la CHG confirmaba la apertura de un expediente por tales hechos. Ahora, la propia Confederación ha detallado al colectivo que reclamaba información al respecto que, con fecha del 14 de diciembre de 2021, ha incoado el expediente sancionador contra el Ayuntamiento de Córdoba.

El arroyo del Molino y los Baños de Popea conforman un entorno en plena Sierra dentro del término municipal de Córdoba que está incluido en la Red de Espacios Protegidos de Andalucía - Red Natura 2000. En agosto pasado, en pleno verano y época en la que esta zona de la Sierra de Córdoba incrementa su población, lo que solía ser el agua cristalina del Arroyo del Molino que llenaba los Baños de Popea pasó a estar llena de vertidos residuales, que se filtraban desde el arroyo y acabaron infectando este idílico paisaje.

Ante la apertura del expediente sancionador, A Desalambrar se dirigió a la CHG para personarse en dicho expediente, después de haber sido esta plataforma la que solicitara el análisis de las aguas cuyo resultado arrojó la infección de las mismas con las residuales y ha dado lugar a la actuación de la Confederación.

Los técnicos de la CHG analizaron las aguas de los Baños de Popea. Este periódico publicó cómo sus aguas frías y límpidas de cada verano se habían convertido en una auténtica fosa séptica. Los agentes tomaron las correspondientes muestras y las enviaron al laboratorio. Además, se analizaron otras muestras de zonas cercanas, para comprobar el probable origen de los vertidos. Comprobaron que los Baños de Popea, uno de los paraísos fluviales de Sierra Morena, habían sufrido graves daños este verano. Sus aguas habían sido sustituidas por vertidos procedentes de parcelaciones cercanas. El cauce del arroyo que suministra agua también bajó de manera notable, con unos acuíferos bajo mínimos y esto hizo que la turbidez de las aguas fuera más intensa y que afectara a la flora y la fauna del cauce.

Petición de informe a la Junta

Este paraje se ubica en el tramo final de los arroyos Bejarano y del Molino, en las proximidades a la barriada de Santa María de Trassierra. La fuerza del agua por esta zona fue aprovechada siglos atrás, como muestran los vestigios de molinos, aunque en estos momentos la sequía y la captación con pozos ilegales ha reducido considerablemente el agua de la zona.

Asimismo, el Grupo de Trabajo por la Defensa de las fuentes y cauces fluviales de la Plataforma A Desalambrar solicitó en mayo y en septiembre de 2021 a la Junta de Andalucía que realizara un informe sobre la afectación de los Baños de Popea por la aparición de aguas residuales en este entorno. En enero de 2022, ante la falta de información al respecto, el colectivo solicitó dicho informe al Consejo de Transparencia y Protección de Datos de la Junta de Andalucía. 

Unanimidad en el Pleno del Ayuntamiento para proteger la zona

Por otra parte, todos los grupos políticos presentes en el Ayuntamiento de Córdoba aprobaron por unanimidad en el Pleno del pasado mes de febrero una moción conjunta para pedir a las administraciones -la Junta, la Diputación Provincial, la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir y el propio Consistorio-, que actúen contra el deterioro del Bejarano y los Baños de Popea en los últimos tiempos, en los que este entorno natural de la Sierra ha llegado a padecer la filtración de aguas residuales y la acumulación de basura.

Entre otras cuestiones, se pidió al propio Ayuntamiento de Córdoba la realización de un Plan de Gestión pormenorizado de este especial enclave, en colaboración con la Junta de Andalucía y la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir, y de acuerdo con la participación ciudadana y sus usos en este entorno.

E insta a las instituciones implicadas (Ayuntamiento, Diputación de Córdoba, y Junta de Andalucía) a que ejecuten de inmediato las obras necesarias para el saneamiento y depuración de aguas residuales de Santa María de Trassierra y, asimismo, que se comience a ejecutar cuanto antes el proyecto ya existente de Emacsa y Junta de Andalucía, solución definitiva al problema, de abastecimiento de agua potable a dicha barriada y saneamiento, conectando esta red con EDAR de la Golondrina.

Etiquetas
stats