El comercio ambulante califica de “bajada de pantalones” la adjudicación del mercado navideño

Movilización de los comerciantes ambulantes de Córdoba, en una imagen de archivo.

Tras conocer la noticia de que el Ayuntamiento de Córdoba ha adjudicado a Centro Córdoba la organización del Mercado Navideño de las Tendillas, la Asociación de Comerciantes Autónomos Ambulantes (Comacor) ha mostrado su “indignación y vergüenza ajena” ante la decisión del Gobierno Municipal, que ha calificado de “monumental bajada de pantalones ante la presión de Centro Córdoba para monopolizar y comerciar de manera voraz con los espacios públicos situados en el centro de la ciudad, considerándolos de su propiedad y usándolos despóticamente a su antojo ante las narices de la ciudadanía y con la complicidad del Ayuntamiento, arrastrando a una treintena de autónomos a quedarse sin su sustento navideño”, según ha informado la entidad, presidida por Antonio Torcuato, a través de una nota de prensa. 

Comacor ha venido defendiendo la continuidad en la participación en este Mercado Navideño de casi una treintena de comerciantes que venían instalando sus puestos desde 2015 en Las Tendillas, “de donde ésta decisión les desaloja sin miramientos, dejándoles tirados, indefensos y sin trabajo, en unas fechas tan señaladas”. Por ello, para Comacor, la adjudicación es “insensible y traidora, por cuanto una vez más otorga con descaro la propiedad del centro de la ciudad a una organización comercial, aviniéndose a sus presiones, que bordean prácticas mafiosas que lanzan por el precipicio a modestos vendedores”. 

Comacor subraya que “tras la solemne foto de la cesión hay una treintena de familias que pierden parte de su sustento anual”, “comprobando atónitos que van a ser sustituidos por atracciones de feria que les consta instalarán empresas no cordobesas, ampliando así el parque temático que cada año perpetra Centro Córdoba y sus socios ajenos a esta ciudad ante la pasividad de la administración local, que les ríe las gracias y accede a su chantaje, olvidándose del fomento del empleo”.

Para Comacor es “una hipocresía” que al Gobierno Municipal “se le llene la boca de apoyos a los autónomos locales mientras colabora en la desaparición de un Mercado Navideño tradicional que creaba empleo instalando stands con una amplia variedad de productos que atraían a la ciudadanía, y que ahora se convertirá en extensión del batiburrillo de atracciones del Bulevar, al estilo que nos tiene acostumbrados Centro Córdoba”.

Comacor recuerda que la Feria se celebra en mayo y no en diciembre, solidarizándose abiertamente con el colectivo de feriantes de Córdoba que, asegura, “un año más quedan también fuera de los juegos y argucias de Centro Córdoba, que asigna a su capricho estas atracciones a una empresa de Sevilla, cerrando las puertas a la participación de empresarios cordobeses del sector que así se lo han requerido y han obtenido la negativa por respuesta”. 

Comacor no entiende cómo “el Ayuntamiento vuelve a someterse fe forma tan entregada a las imposiciones de Centro Córdoba, a la que ya solo queda otorgarle derechos sobre la Mezquita Catedral, todo a su tiempo”. Para los comerciantes perjudicados, resulta “cuando menos bochornoso que la propia delegada de Cultura, Marian Aguilar se alegre ahora de esta adjudicación cuando lleva semanas ninguneando a los vendedores, evitando con argucias dialogar con ellos con la excusa de que no es su competencia, y resulta que ahora sí lo es”.

Comacor no entiende cómo “un modelo de mercado tradicional como era el de las Tendillas, mimado y cuidado en toda Europa, sea aquí borrado de un plumazo por la institución municipal. Ahora se entienden los silencios y balones fuera que, a espaldas de los aspirantes a montar su stand como otros años, han fraguado una adjudicación fuera de toda lógica que pone una vez más de manifiesto que el Ayuntamiento es rehén de Centro Córdoba y su delirios de monopolizar cualquier actividad que se celebre en el centro de la ciudad, como si de su cortijo se tratase”. 

Etiquetas
stats