CRÓNICA

El 'caso Infraestructuras' monopoliza un Pleno en el que el alcalde defiende su “transparencia y honestidad”

El alcalde y el secretario del Pleno

Tenso pero no demasiado bronco primer Pleno Ordinario del nuevo curso en el Ayuntamiento de Córdoba. La fecha estaba marcada en el calendario desde que, a finales de agosto, el exconcejal de Ciudadanos David Dorado, anunció que se marchaba del equipo de Gobierno de PP y Cs entre durísimas acusaciones al alcalde de Córdoba, José María Bellido, y su entorno.

Tras aquellos tres días de agosto, el primer careo entre Dorado y Bellido ha tenido lugar este jueves en el Salón de Plenos del Ayuntamiento, con una comparecencia para analizar el papel del Gobierno en el 'caso Infraestructuras' solicitada por el PSOE. Un careo que, además, se ha producido después de el propio Dorado sumara por primera vez en este mandato su voto al del resto de la oposición, obligando así al alcalde a retirar del orden del día su propuesta de celebrar un debate sobre la gestión de la Junta de Gobierno Local.

De este modo, el Pleno de septiembre ha arrancado con una primera derrota aritmética del Gobierno en minoría de PP y Cs, que el alcalde ha contrarrestado con una rueda de prensa en la que ha anunciado una serie de medidas que prevé poner en marcha en los próximos nueve meses y que tenía pensado comentar en la sesión ordinaria.

Con el tono ya marcado desde primera hora, y 40 minutos de retraso, el Pleno se ha dirigido hacia la comparecencia del 'caso Infraestructuras' estrenando un nuevo formato, en el que David Dorado será, de ahora en adelante, el primer edil en intervenir y votar las mociones, al haber pasado al grupo no adscrito, lo que ha provocado algún desliz a la hora de repartir los turnos en sus primeros compases.

El “colapso” en Infraestructuras y el exceso de fraccionamiento de contratos

La comparecencia del alcalde la había solicitado el Partido Socialista, cuyo portavoz, José Antonio Romero, ha comenzado recordando que el llamado 'caso Infraestructuras' investiga contratos hasta la época en la que Bellido era concejal de Gestión. Así, Romero ha planteado al regidor “por qué no actuó ante los reiterados avisos” que se habían dado en estos años.

Además, el PSOE ha lamentado los efectos de esta cuestión judicializada en el Área de Infraestructuras, que está viviendo “un colapso” y “carece de los recursos humanos suficientes para llevar sus asuntos al día a día”, según el edil socialista. Romero también ha querido resaltar que, a pesar de todas las informaciones publicadas, el último informe del año 2022 evidencia que, en materia de fraccionamiento de contratos (una de las patas de este complejo asunto) “sigue ocurriendo lo mismo, e incluso en el Área de Infraestructuras”.

El Caso Infraestructuras no es algo aislado“, ha dicho Romero. En respuesta al concejal socialista, el alcalde ha reconocido que la Delegación de Infraestructuras ”no ha funcionado bien desde hace mucho tiempo“, si bien ha defendido que se buscaron ”soluciones con principio de transparencia, honestidad y lealtad“.

“Somos conscientes de que no ha funcionado la Delegación y por eso le propongo una nueva agencia de ordenación urbana que aúne Urbanismo e Infraestructuras”, ha propuesto el alcalde de Córdoba como solución a los problemas planteados por el Grupo Municipal Socialista.

Dorado: “No le deseo mal a nadie, pero estoy muy decepcionado con usted como alcalde”

La primera intervención de David Dorado en esta comparecencia ha estado limitada a dos minutos, en los que el exdelegado de Infraestructuras ha cargado contra el jefe de la Asesoría Jurídica, al que ha vuelto a acusar de “excluir de forma intencionada” algunos contratos en la investigación interna sobre el caso.

También ha apuntado hacia el alcalde: “No le deseo mal a nadie, pero estoy muy decepcionado con usted como alcalde y con sus tres, que no cuatro, compañeros de Gobierno”, ha afirmado Dorado, que ha añadido que Bellido “puso el listón tan alto” que ni él es “capaz de cumplirlo”. El alcalde, por su parte, ha preferido no entrar en cuestiones personales, si bien ha querido resaltar los puntos en común con Dorado en todos estos años en el Ayuntamiento.

La relación entre ambos, desde luego, se esperaba mucho más tensa. El portavoz de IU, Pedro García, ha bromeado con el tono sereno entre ambos, tras un verano de reproches continuos por parte del exconcejal de Ciudadanos al alcalde: “Dorado lleva diciéndole barbaridades ocho meses y casi se levanta y le da un abrazo en el Pleno”, le ha dicho García al alcalde. Éste, por su parte, le ha prometido otro abrazo al concejal de IU al término de la sesión plenaria.

Lo que sí le ha sonsacado David Dorado al regidor con sus preguntas es el papel que tendrá el Ayuntamiento si se abren diligencias por el segundo 'caso Infraestructuras' (el que investiga la Fiscalía entre los años 2012 y 2020). En este ámbito, el alcalde ha asegurado que el Ayuntamiento de Córdoba se personará en el caso si el juez abre diligencias.

Vox critica que se han firmado cinco millones de euros en contratos menores

Más tenso ha sido el tono de la portavoz de Vox, Paula Badanelli, que ha acusado al alcalde de ponerse de “perfil” ante las numerosas situaciones que se han vivido a lo largo del mandato. Badanelli ha dicho que confía en la “honradez” del alcalde, si bien le ha recordado que “se puede pecar por acción o por omisión”.

En este ámbito, ha recordado que, a pesar de que, desde 2019 Intervención General viene advirtiendo de un presunto “uso fraudulento de los contratos menores de forma sistemática”, sólo en 2021, “el Gobierno ha firmado 5 millones de euros en contratos menores para evitar su fiscalización y control”. 

“No sabemos qué hacer para que reaccione, porque parece que todo le resbala por su cuerpo”, ha ironizado Badanelli. Pedro García también ha sido más duro y ha acusado al regidor de ser “cómplice” (políticamente hablando) “de todo lo que está pasando”, y ha negado que se haya actuado con contundencia ni con transparencia. La portavoz de Podemos, Cristina Pedrajas, por su lado, ha llegado a afirmar que “la auditoría confirma que existe una trama de corrupción dentro de Infraestructuras”.

Para entonces, los ánimos ya estaban caldeados, con un cruce de reproches entre Pedro García y el portavoz del PP, Salvador Fuentes. Finalmente, ha sido el alcalde el que ha cerrado la intervención criticando el “tono” que se ha empleado contra él. “No vengan a extender una mancha. No es la primera vez que en este ayuntamiento sucede un caso de estas características”, ha recordado Bellido, que ha dicho estar “decepcionado” por los ataques vertidos contra él.

El “transfuguismo” de Gómez Calero y David Dorado

Una vez liquidada la comparecencia solicitada por el PSOE, el 'caso Infraestructuras' ha vuelto a salir en el turno de ruegos y preguntas, aunque, en buena medida, lo que se ha puesto en debate son los diferentes criterios con los que se mide el presunto transfuguismo de la concejala María Luisa Gómez Calero, que fue expulsada de Ciudadanos y que luego entró en el Gobierno como delegada de Casco Histórico, y del concejal no adscrito David Dorado, cuya salida o renuncia es objeto de diversas interpretaciones en el Ayuntamiento.

Así, tanto Paula Badanelli como Pedro García han cargado contra el rol de Gómez Calero. “La palabra cómplice no es la adecuada, pero en este salón de plenos hay una concejala adscrita a un grupo que es tránsfuga”, ha dicho García en referencia a María Luisa Gómez Calero. El alcalde ha salido al paso, asegurando que Gómez Calero forma parte de Ciudadanos, y definiendo un transfuga como “alguien que se presenta con un partido y se queda con el acta de ese partido fuera de ese partido”.

Esta definición ha motivado una pregunta de David Dorado al secretario del Pleno, al que le ha pedido que aclare si él es “un transfuga”, y que el propio alcalde ha cortado, recordando que al exconcejal de Ciudadanos que “la parte de ruegos y preguntas es de fiscalización al Gobierno” y no al secretario.

Curiosamente, éste ha sido el momento más tenso entre Dorado y Bellido, que han vivido este jueves su primer Pleno desde bancadas enfrentadas, aunque transmitiendo la sensación de que el 'caso Infraestructuras', más que una “serpiente de verano” (como lo ha calificado el alcalde) es en realidad un elefante que lleva demasiados años en la habitación.

Etiquetas
stats