El presidente de la Gerencia Municipal de Urbanismo, Salvador Fuentes.

El Ayuntamiento de Córdoba decidirá en un mes si presenta recurso ante el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) contra la sentencia que declara nulo el plan especial de recogida neumática de residuos o bien desiste de este proyecto definitivamente.

El presidente de la Gerencia Municipal de Urbanismo, Salvador Fuentes, se ha referido este jueves a la sentencia del TSJA conocida el día anterior que ha declarado nulo el denominado Plan Especial de Recogida Neumática de Residuos Sólidos, el proyecto de construcción de la central y de las conexiones de la red de recogida neumática de residuos que se quería instalar en la zona de Turruñuelos, y que quedó paralizada en 2018 debido a la presentación de un recurso por parte de vecinos.

Fuentes ha explicado que el Ayuntamiento ha elevado a los servicios jurídicos municipales de Urbanismo el asunto para que emitan un informe sobre el que determinar la decisión de seguir adelante con el plan de recogida neumática de residuos o no hacerlo. El responsable de Urbanismo ha recordado que el proyecto surgió en 2005 y señala “la responsabilidad de decisiones que se tomaron entonces y ahora vamos a ver el alcance de esas decisiones”.

En 2005, mediante una instrucción de Urbanismo se impulsó un plan parcial que determinaba la zona de Poniente para la recogida neumática de residuos, concretamente en Turruñuelos. Los vecinos de la zona presentaron un recurso y ahora ha sido estimado por el TSJA.

“LA sentencia no acepta que el cambio de emplazamiento de una central de recogida de residuos afecte a una zona verde sin una verdadera y debida justificación”, ha expuesto Fuentes. “La sentencia es demoledora” y ha indicado que se trata de un proyecto que “no es preceptivo por ley, fue una decisión política que se adopta, externa y complementariamente al servicio que se presta por parte de Sadeco”. Y ha recordado que “lo impulsa Sadeco y Urbanismo, atendiendo a una voluntad política”. del gobierno municipal de entonces.

“¿Quién asume la responsabilidad de esta barbaridad? Se tenía que haber hecho modificando el PGOU y no con una instrucción, que es lo que atacan los recurrentes”, ha expuesto Fuentes para señalar el coste que puede traer consigo la sentencia, si los vecinos afectados reclaman responsabilidad patrimonial al Ayuntamiento por el valor añadido a sus viviendas por un plan que que se ha declarado nulo y no se ha ejecutado.

“Ahora el debate es qué hacemos con el Plan de Recogida Neumática: porque hay miles de afectados a los que se ha repercutido este plan y hay otros, -unas 6.000 futuras viviendas en la zona que tenían que haber incorporado en sus proyectos la cápsula para seguir con este plan”.

Urbanismo tomará en este mes de diciembre la decisión de si sigue adelante con el plan -en cuyo caso debería ser con una modificación del PGOU- o bien lo entierra definitivamente.

Etiquetas
stats