Las lluvias abren una enorme grieta en una calle de Santaella

FOTO: CRISTOBAL RIO
El Ayuntamiento no ha desalojado ninguna vivienda, pero la calle permanece totalmente cortada al tráfico

A las 10.00 de la mañana de ayer, los vecinos de la calle Rosal de Santaella escucharon un crujido enorme. Estaban avisados. El viernes, ya vieron las primeras señales de que el terreno se estaba moviendo en este balcón natural sobre el que se levanta el municipio de Santaella. Pero lo que vieron cuando se asomaron a sus balcones les dejó boquiabiertos: una enorme grieta se había abierto en el centro de la calle.

De momento, el Ayuntamiento no ha desalojado ninguna vivienda, según ha confirmado su alcalde, José Álvarez Rivas (PSOE). El arquitecto municipal visitó esta mañana la zona y comprobó que los movimientos de tierra afectan sólo a la calle, que está totalmente cortada al tráfico desde el verano del año 2011, cuando se detectaron las primeras grietas. Según la versión del alcalde, la casa no corre peligro. Se ha revisado su interior y no se ha detectado ningún movimiento.

La visión de la grieta es espectacular por el lugar en el que ha aparecido. La calle Rosal corona un enorme desnivel de tierra sobre el que se asienta el municipio. Desde distintos puntos del pueblo se divisa cómo se ha fracturado el terreno sobre el que se asienta el terreno después de las últimas lluvias, bastante intensas.

El alcalde se queja de que el arreglo de la calle está previsto en los Planes Provinciales, que tiene que financiar la Diputación. El regidor asegura que en la institución provincial conocen la urgencia de su arreglo y que el dinero aún no ha llegado, y que por tanto no puede iniciar las obras de reparación. Está prevista la visita de nuevos técnicos para determinar la gravedad de los movimientos de tierras.

Etiquetas
stats