Lluvia y frío para despedir noviembre

Pavimento con lluvia | PIXABAY

20 días es lo que llevamos los cordobeses, y buena parte de la España peninsular, sin distinguir sobre el suelo un mísero charco. 30,9 litros es el balance hídrico de lo que llevamos de mes en Córdoba, lejos de los 80 litros de media que registra el mes en nuestra ciudad. Una tendencia extremadamente seca, anticiclónica y muy aburrida en lo meteorológico, cuya racha pondrá punto y a parte desde mediados de la próxima semana.

Las temperaturas han ido diciéndonos que estamos en otoño, con mañanas mucho más frías de lo normal para la época del año, pero el continuo pasar de días con cielos rasos parecían querer dar continuidad a un verano eterno. Esto, afortunadamente, toca a su fin.

Se avecina un cambio de comportamiento en la dinámica atmosférica para nuestra región que aún está por ver si mantendrá en el tiempo, pero que al menos viene a poner algo de animación a uno de los otoños más anodinos de los últimos años. Si bien hasta el próximo domingo los días continuarán sucediéndose como hasta ahora, con mañanas frías, casi heladoras, cielos rasos y máximas relativamente apacibles, desde el lunes se atisba un cambio en el tiempo que volverá a hacernos abrir los paraguas según avance la semana.

Días de diversión meteorológica, lluvia para despedir noviembre y frío para saludar diciembre

Sobre Groenlandia tiende a dibujarse un poderoso anticiclón, de cuya influencia depende la circulación de borrascas hacia Europa. El modelo norteamericano de predicción GFS dibuja para los próximos días una poderosa conexión con las altas presiones atlánticas, lo que impediría el acceso de los centros de bajas presiones por la habitual ruta británica. El paso, como si de un pasillo borrascoso se tratase, se daría mucho más al sur, sobre la latitud de las Islas Azores, lo que encarrilaría las bajas presiones hasta las inmediaciones de la península ibérica.

Así, el acercamiento de una baja con características prácticamente subtropicales hasta el litoral atlántico peninsular, determinará en buena medida el tiempo con que vendrá a cerrar noviembre. Y es que entre el martes y el jueves próximos se esperan lluvias generalizadas en la mitad sur peninsular, que serían más abundantes durante la jornada del miércoles.

Y tras la lluvia, el frío. La conjugación del paso de dicha baja por el sur peninsular con la primera entrada fría que anda cocinándose para el interior del continente europeo, podría dejar sobre la península ibérica un notable descenso en el mercurio a partir de la jornada del viernes. Una buena manera de empezar diciembre, y una buena manera de cerrar el otoño climático.

No lloverá todo lo necesario, pero el cambio al menos, será de agradecer.

Más información en el Facebook y el Twitter del Colectivo Meteofreak.

Etiquetas
stats