Llega a Córdoba el AFIS, el 'chisme' para que haya vuelos comerciales

Un avión de Flysur en el aeropuerto de Córdoba | MADERO CUBERO

A partir de esta Nochebuena, a Córdoba ya podrían llegar, por fin, vuelos comerciales. Este sábado entra en vigor el contrato que acaba de adjudicar por poco más de un millón de euros la empresa Aena a FerroNats para que se ocupe del llamado AFIS del aeropuerto de Córdoba, el chisme que le hacía falta al aeródromo de la ciudad para que en su pista pudieran aterrizar aviones con pasajeros.

Este verano, Aena sacó a concurso la adjudicación del AFIS. Al mismo solo se presentaron dos empresas y finalmente la compañía adjudicataria ha sido FerroNATS (una filial de la constructora Ferrovial), que se encargará de este servicio durante los próximos cuatro años (cumple el día de Nochebuena del año 2020). Ahora, la empresa pública dependiente del Ministerio de Fomento ha resuelto el concurso y ha adjudicado el AFIS de Córdoba, el sistema que permite que el aeropuerto pueda acoger vuelos comerciales.

FerroNATS es la adjudicataria de nueve de las 12 torres de control liberalizadas en España en septiembre de 2011: Sabadell, Cuatro Vientos, Vigo, Jerez, A Coruña, Valencia, Sevilla, Ibiza y Alicante. La empresa gestiona cada año casi medio millón de movimientos de aeronaves y más de 28 millones de pasajeros.

¿Qué es el AFIS?

El sistema AFIS (acrónimo del inglés Servicio de Información de Vuelo de Aeródromo) se viene usando desde hace años en aeropuertos con poco tráfico de Europa, principalmente en el Reino Unido. Es un sistema seguro, insisten, y está supervisado por controladores aéreos en aeropuertos cercanos. En esencia, es un enlace entre los aviones comerciales que quieren aterrizar y los aeropuertos. Ese enlace lo realiza un técnico cualificado (necesita al menos dos años de preparación) que informa a los pilotos sobre el estado de la pista, el tiempo y distintas cuestiones técnicas que necesiten.

En 2010, en pleno estallido de la crisis económica, AENA se encontró con que había construidos casi un aeropuerto por capital de provincia pero tenía que mantenerlos. El sueldo de un controlador aéreo es muy alto. Por eso, se optó porque en los nuevos aeropuertos, especialmente los que tenían poco tráfico, no hubiese controladores aéreos. Todas las autoridades lo permiten, ya que los controladores de grandes torres de control (en el caso de Córdoba sería Sevilla) supervisarían también las operaciones en aeropuertos que carecieran de ellas. En resumen, es una forma de ahorrar sin que se comprometa la seguridad.

El aeropuerto de Córdoba no tiene sistema AFIS porque no tiene vuelos, y no tiene vuelos porque no tiene sistema AFIS (aunque no exactamente). AENA optó por no contratar a personal AFIS en Córdoba al considerar que mientras llegan los aviones o no estarían de brazos cruzados. Sin embargo, la ausencia de estos técnicos hace que en Córdoba tampoco puedan aterrizar vuelos charter. Y los vuelos no llegan exactamente porque se carezca de este sistema de navegación aérea, sino porque a las compañías de momento no le salen las cuentas.

Etiquetas
stats