Kutxabank vende Cajasur Inmobiliaria a un fondo de inversión

Oficinas centrales de Cajasur | MADERO CUBERO
La entidad financiera vende la mitad de sus activos inmobiliarios a Lone Star por 930 millones de euros

Desde ayer, Cajasur Inmobiliaria es propiedad del fondo de inversión internacional Lone Star. Sus trabajadores también pasan a formar parte de este grupo, después de que Kutxabank haya culminado el conocido como Proyecto Lion, que ha permitido a la entidad bancaria la venta del 50% de sus activos inmobiliarios, muchos procedentes de la propia Cajasur, según ha informado la entidad a través de una nota de prensa.

Así, y según informa Kutxabank, la entidad financiera del País Vasco, que compró Cajasur tras su intervención por parte del Banco de España, ha firmado con el fondo de inversión internacional Lone Star la venta del 100% del Grupo Neinor, por un importe total de 930 millones de euros. La operación, en la que Kutxabank ha sido asesorada por N+1 y Lone Star por PWC, supone la mayor transacción de venta de una promotora inmobiliaria desde 2007. Está previsto concluir la transacción el próximo 30 de abril.

Según Kutxabank, el Proyecto Lion "también supondrá para el Grupo Neinor una mejora relevante en el enfoque de su negocio, de la mano de Lone Star. La entrada del grupo inversor supondrá una oportunidad para la dinamización y expansión de sus perspectivas de negocio".

Desde la fecha de firma del acuerdo hasta su consecución, Kutxabank llevará a cabo una reorganización de la estructura de su negocio inmobiliario, a través de un holding de nueva creación. El Grupo financiero aportará a esta ‘Newco’ activos procedentes tanto de su propio balance como de sus filiales inmobiliarias Neinor y Neinor Barria para su posterior venta. Cumplimentará, además, las autorizaciones administrativas necesarias.

Lone Star asumirá toda la plantilla empleada en la actualidad en el grupo (Neinor, Inverlur, CajaSur Inmobiliaria y el equipo comercial de Valle Romano). Una de las características principales de la operación es que conjuga, de forma simultánea, la venta de un volumen relevante de activos inmobiliarios, con la suscripción a favor de la nueva sociedad de un contrato de ‘servicing’ o de prestación de servicios para que la nueva Neinor siga gestionando los activos inmobiliarios que se mantienen en el balance de la entidad.

Lone Star se fundó en 1995 por diversos fondos de capital riesgo, con el fin de invertir de forma global en los sectores inmobiliario, financiero y operacional, con el objetivo de potenciar su desarrollo. Desde su fundación, ha formalizado más de 390 inversiones en más de 1.100 transacciones con un precio agregado total de más de 110 billones de dólares (88,3 billones de euros).

Kutxabank ha destacado los "efectos positivos de carácter económico y de gestión del negocio inmobiliario" que tendrá el ‘Proyecto Lion’. "Estamos vendiendo antes y generando actividad económica. La operación –explica Kutxabank– es buena para la entidad, para el futuro de Neinor y de sus profesionales y para el entorno económico en el que están ubicados unos activos que serán gestionados de manera profesional y en condiciones de mercado y con mayores niveles de eficiencia".

La desinversión permitirá al área Inmobiliaria de Kutxabank "disminuir sustancialmente su exposición a este tipo de activos y centrarse en lo que realmente sabe hacer: la gestión financiera y, en concreto, gestionar con eficacia su cartera de créditos de préstamo promotor".

El Grupo financiero mantendrá la financiación asociada a préstamos promotores de obras en curso de los activos que adquiere el comprador y adelanta su disposición a financiar el futuro desarrollo de esos activos. "Proveeremos esa financiación en igualdad de condiciones que cualquier otra entidad financiera. Pero será ya una decisión de negocio y de riesgo, no del área inmobiliaria de Kutxabank, como con cualquier otro cliente", se asegura desde la entidad.

Etiquetas
stats