La Junta esgrime la libertad de los padres ante la caza como actividad extraescolar

Intercaza 2019 | ÁLEX GALLEGOS

El consejero de Hacienda, Industria y Energía, Juan Bravo, ha argumentado este viernes en Sevilla, en relación al acuerdo suscrito con Vox para el Presupuesto de la Junta de 2020, que incluye la realización de actividades extraescolares sobre la caza, que "no se ha recortado la libertad de elección de los padres en las actividades extraescolares, quien no esté de acuerdo no estará en la actividad de la caza". De igual forma ha defendido, sobre las auditorías en el sector público instrumental, otra exigencia de Vox para la que existe una partida presupuestaria de 3 millones, que "nos lo pide Vox, los consejeros y los empleados de ese sector público instrumental para que se ponga en valor su trabajo".

Bravo, que ha intervenido este viernes en una conferencia-coloquio que ha organizado la Cadena Ser en la sede central de Caja Rural del Sur, ha considerado que "la actividad cinegética es la mejor forma de controlar el medioambiente" ante un auditorio del que formaban parte la consejera de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación, Rocío Ruiz, así como el portavoz de Vox en el Parlamento de Andalucía, Alejandro Hernández, y el secretario tercero en representación de esta formación en la Mesa del Parlamento, Manuel Gavira.

El consejero de Hacienda ha sido presentado por el consejero de Salud y Familias, Jesús Aguirre, quien jocosamente ha asegurado que, cuando su mujer lo vio tras su primera intervención parlamentaria en defensa del Presupuesto de 2019, le dijo "ha nacido una estrella". El presidente de Caja Rural del Sur, José Luis García Palacios, ha subrayado que "como cooperativa de crédito nos interesa el orden y la estabilidad" y ha calificado a los Presupuestos como "una herramienta para luchar por el desarrollo de Andalucía".

Bravo ha argumentado que, aunque las auditorías del sector público se licitarán mediante un contrato, el control de éstas lo asumirá la Intervención General de la Junta de Andalucía, y se ha preguntado retóricamente "cuál es el problema" y si "hay desconfianza de alguien".

En este punto ha reivindicado el control en la forma de acceder a la sector público empresarial autonómico por cuanto ha descrito modos de acceso como "el examen y la entrevista; la entrevista; o directamente de una lista" y ha recordado que en 2030 se jubilará el 50% del personal de la administración general de la Junta de Andalucía.

El consejero de Hacienda ha asegurado que la ejecución del Presupuesto de 2019, una de las banderas argumentales del consejero para evaluar la herencia recibida, supera en 1.042 millones de euros a las cuentas de 2018 en el mismo periodo de tiempo, así como la inversión supera en 240 millones el gasto en este apartado del Presupuesto de 2018.

Respecto al Presupuesto de 2020, que este miércoles superó en el Parlamento el debate de totalidad tras sendas enmiendas presentadas por PSOE y Adelante Andalucía, ha subrayado que el 60% del gasto no financiero lo absorbe el gasto social, representado por los 11.056 millones de Sanidad, los 6.688 de Educación y los 2.174 de Igualdad, así como que el 78% del personal se dedica a políticas sociales, con los 94.000 empleados en Sanidad y los 102.000 de Educación como emblema, de un total que conforman los 253.000 empleados de la Junta de Andalucía, cifra que crece hasta los 276.000 de sumarse al sector público instrumental.

"Empecé el debate escuchando que era un desmantelador del sector público y me acabaron diciendo que era un buenista", ha apuntado Bravo como resumen del primer gran debate parlamentario sobre el Presupuesto de 2020. "37 años diciendo que viene el lobo y ha venido el Gobierno que pone más dinero en sanidad, educación y dependencia", ha sostenido el consejero de Hacienda.

Bravo ha argumentado su rechazo al dinero extra del FLA, que blandió el Gobierno como liquidez para las comunidades ante el debate jurídico y político sobre la actualización de las entregas a cuenta, al señalar que "no queríamos dinero extra para pagar la deuda con más deuda". "Por eso le dijimos no a la ministra", ha indicado el consejero de Hacienda, quien ha explicado que se abonan 223 millones al año de lo que ha descrito como "la juerga de 6.000 millones que se gastaron de más" por los anteriores Gobiernos socialistas.

En relación a la reprobación de la ministra de Hacienda en funciones, María Jesús Montero, por el Parlamento de Andalucía ha reconocido que mantienen "una buena relación personal" y la ha identificado con un "por encima de todo es mi ministra", ha argumentado que "es un derecho democrático y se ejerce", así como ha recordado "no saben cuántas reprobaciones de ministros del PP he vivido en el Congreso".

El consejero de Hacienda, que ha relativizado la noticia conocida esta semana de un incremento presupuestario de 234 millones de euros en la Consejería de Salud para hacer frente al pago de nóminas al señalar que "no es real, son 53 millones", ha expresado su deseo respecto a las próximas elecciones a Cortes Generales de 10 de noviembre de que "si hay suerte, PP, Ciudadanos y Vox podemos gobernar juntos", y se ha preguntado en este punto por cuestiones como "quién gestiona mejor la economía, quién afronta mejor el conflicto de Cataluña, o quién juega a no engañarnos".

Bravo ha hecho alusión a una operación empresarial, que tiene como protagonista a una empresa de Alcaudete (Jaén), Alvic, que ha dado entrada en su accionariado al fondo de inversión KKR, y ha anunciado el traslado a Andalucía de la sede social y administrativa de la sociedad matriz, para expresar "ojalá no sea la excepción" y ha expresado "me duele cuando dicen que bajen las peonadas para cobrar el PER porque en Andalucía hay más talento".

Etiquetas
Publicado el
26 de octubre de 2019 - 07:00 h
stats