El juez sobresee el caso de la keniata desparecida a la espera de informes

Mouhat y su madre, en paradero desconocido desde este domingo.
El magistrado dicta un auto provisional mientras avanza la investigación de la Guardia civil sobre el paradero de esta madre y su hijo

El titular del Juzgado de Instrucción número uno de Córdoba, que estaba de guardia el pasado domingo, ha decidido sobreseer de manera provisional el caso abierto por la desaparición de la mujer de Kenia y su hijo de cuatro años desaparecidos en Trassierra. Según han confirmado fuentes cercanas a la investigación, el juez ha dictado este auto a la espera de que avance la investigación policial y la Guardia Civil, que es quien se ha hecho cargo de las diligencias, le remita los correspondientes informes.

Mientras, las primeras hipótesis de la investigación apuntan a que se trata de una desaparición voluntaria, aunque fuentes consultadas por este periódico insisten en que no se descarta ninguna hipótesis.

La madre y su hijo, que había acudido a Córdoba desde Kenia a someterse a una operación a vida o muerte, han desaparecido de la casa de acogida en la que vivían desde hacía meses. El pequeño Muaht, de poco más de cuatro años, había podido ser operado en el hospital Reina Sofía de Córdoba gracias a la colaboración de la ONG Infancia Solidaria y de una familia cordobesa que los había acogido en su casa. Sin embargo, madre e hijo salieron este domingo a dar su paseo matutino y no regresaron. Volvían este martes a Kenia, pero en la casa de acogida siguen todos sus objetos personales, su documentación y el pasaje del avión. De momento, los investigadores no saben dónde ha podido ir la mujer ni los motivos de su desaparición, y mantienen abiertas todas las hipótesis.

Infancia Solidaria ya ha puesto la correspondiente denuncia en la Policía Nacional. De hecho, el Cuerpo Nacional de Policía ha activado el protocolo de búsqueda para tratar de dar con esta madre y su hijo. Ahora, la Guardia Civil ha ampliado el dispositivo a toda España. La madre no habla español y tan solo se comunica en su idioma natal, el suajili. La propia ONG tuvo enormes problemas para encontrar un traductor de suajili en Córdoba cuando hace cuatro meses llegó la familia.

La ONG ha hecho un llamamiento público para que cualquier vecino que haya visto a la madre y a su hijo puedan aportar información. Salieron a dar un paseo matutino en Trassierra, en una vivienda de verano en la que vivían con su familia de acogida, un matrimonio cordobés de edad avanzada. El niño estaba perfectamente recuperado después de haber sido operado tres veces y ya no necesita tomar medicación. La mujer es madre de otros dos niños en Kenia, donde vive su familia y que también desconoce su paradero.

La madre y su hijo llevaban más de cuatro meses en Córdoba gracias a la mediación de Infancia Solidaria. La mayor parte del tiempo han estado en el hospital Reina Sofía, donde el niño ha sido operado varias veces. Desde hacía unas semanas, vivía con la familia de acogida, antes de iniciar el regreso a Kenia.

Infancia Solidaria reclama que todo aquel que haya podido haber visto a la mujer y a su hijo llame a la Policía Nacional, a la Guardia Civil, a los servicios de emergencia o escriba un correo electrónico a angel@infanciasolidaria.org.

Etiquetas
stats