Un juez da la razón al Consistorio en las obras paralizadas en Mirabueno

Detalle de las obras paralizadas de la Ronda Norte de Córdoba, en la zona de Mirabueno | MADERO CUBERO
El alcalde anuncia que el Ayuntamiento puede iniciar ahora los trámites para obligar a los urbanizadores a acabar las obras pendientes, valoradas en 12 millones de euros y que se centran principalmente en la construcción de la Ronda Norte

El titular del Juzgado de lo Contencioso Administrativo número dos de Córdoba ha dado la razón al Ayuntamiento de Córdoba en el litigio que seguía con la junta de compensación de la urbanización de Mirabueno, que dejó pendiente de construir la parte que le correspondía de la Ronda Norte de la ciudad, además de diversos equipamientos y zonas verdes. Las obras pendientes están valoradas en más de 12 millones de euros.

Según ha anunciado el alcalde, José Antonio Nieto, esta mañana, el juez considera que el Ayuntamiento es acreedor de la junta de compensación de Mirabueno y por tanto, de forma subsidiaria, puede iniciar los trámites para obligar a los urbanizadores a acabar las obras pendientes en la zona. La mayoría de las participaciones de la junta de compensación de Mirabueno pertenecían a Marín Hilinger, una promotora que actualmente está en concurso de acreedores. La Gerencia de Urbanismo, cuando se paralizaron las obras, decidió ejecutar el aval que Marín Hilinger había depositado en Cajasur (de unos 12 millones de euros). Sin embargo, un juez rechazó la ejecución del aval al considerar que Urbanismo no había actuado contra la junta de compensación, sino contra la promotora, a pesar de gozar de más del 90% de las participaciones.

Ahora, el alcalde considera que con esta sentencia "se inicia un camino nuevo y un proceso definitivo de consolidación y terminación de todo el entorno" de Mirabueno, que se hará con cargo a quien estaba obligado desde el primer momento a realizarlo, que son los miembros de la junta de compensación, que impulsó la actuación y dejaron sin hacer una parte importante de los sistemas generales y servicios".

La historia de la construcción de la Ronda Norte en la zona de Mirabueno ilustra a la perfección el estallido de la burbuja inmobiliaria en Córdoba. Marín Hilinger se comprometió a construir este tramo de circunvalación al Norte de la ciudad tras lograr la urbanización de la zona de Mirabueno. Una vez construidas las casas (y vendidas en su mayoría) inició las obras, pero las abandonó cuando apenas si se había ejecutado el 30% por falta de financiación. Entonces, Urbanismo comenzó a reclamarle la ejecución de una obra que Marín Hilinger finalmente nunca reinició. La Gerencia decidió ejecutar el aval que la promotora había firmado con CajaSur para poder iniciar las obras. Con ese dinero, Urbanismo calculaba que tendría dinero suficiente para acabar la Ronda Norte. Sin embargo, el TSJA estimó que había errado a la hora de reclamar el aval y, por tanto, no pudo ejecutarlo.

Etiquetas
stats