El juez absuelve a los cinco acusados del crimen del olivar

Banquillo de los acusados por el crimen del olivar.
El magistrado no encuentran pruebas suficientes para condenar y se atiene al principio de presunción de inocencia

La Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Córdoba ha absuelto a los cinco acusados por el asesinato del olivar de Puente Genil. El juez no ha encontrado pruebas suficientes para sostener la acusación de la Fiscalía y, movido por el principio de presunción de inocencia, ha decidido absolver a los acusados de asesinar, la tarde del 22 de diciembre de 2008 a un hombre que fue acribillado a tiros de escopeta en un olivar de Puente Genil, conocido como el paraje de Las Monjas.

Las cinco personas que fueron acusadas de dicho crimen se declararon inocentes. La Fiscalía entiende que mataron al hombre durante una transacción de más de medio kilo de cocaína que iban a comprarle. Según el escrito de calificación los acusados le mataron para robarle la droga.

Los cinco acusados principales negaron participar en el crimen. También la esposa de uno de ellos, quien relató a la Guardia Civil todos los hechos inculpando al grupo. “Los guardias ya lo tenían todo preparado cuando me detuvieron. Tenían todos los nombres y todo. Me dijeron que si yo no confesaba mi marido y yo iríamos a la cárcel y la Junta se quedaría con mis hijos”, explicó.

La mujer y su marido fueron acusados, a su vez, por otro encausado quien era amigo de la víctima y, según el fiscal, puso en contacto a ésta con el resto del grupo. “Yo no hice nada de eso. Ni tampoco estuve en las reuniones en las que dicen que he estado ni en el paraje ese de las monjas que no sé ni dónde está”, se ha exculpado. Eso sí, a preguntas del letrado del matrimonio acusado ha reconocido que le imputa a ellos el asesinato porque entiende que la pareja trata de hacer los propio con él mismo.

El día de autos, sobre las seis de la tarde, la víctima tuvo un primer encuentro con los cinco acusados y un menor en una glorieta frente a la antigua estación de Renfe de Puente Genil. Allí el primero enseño una muestra de la droga y los segundos una mochila llena de dinero. Concertaron un segundo encuentro en el olivar, entre las ocho y las nueve de la noche. Allí se produjo el supuesto robo. Según el fiscal, uno de los acusados disparó dos tiros al pecho del traficante con una escopeta de perdigones.

Etiquetas
stats