El informe jurídico para reclamar la titularidad de la Mezquita, obra de Carmen Calvo

La vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, en su visita al Ayuntamiento | MADERO CUBERO

“Entiende usted bien”. El presidente de la comisión de expertos sobre la titularidad de la Mezquita Catedral de Córdoba, Federico Mayor Zaragoza, confirmaba que la hoy vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, es la responsable del contenido jurídico del informe que ha presentado este sábado a los medios de comunicación y que considera que la Iglesia nunca fue propietaria del monumento.

El papel de Carmen Calvo es clave. Cuando fue nombrada miembro de la comisión, lo hacía en calidad de experta en Derecho. Cuando se ha concluido el informe, es vicepresidenta de un Gobierno que tiene sobre el tejado la pelota de revertir todas las inmatriculaciones de la Iglesia Católica desde 1998. En el informe, la propia Calvo señala el camino: “recabar los apoyos parlamentarios necesarios para el planteamiento de un Recurso de Inconstitucionalidad con el fin de anular la inscripción”.

En la presentación, la alcaldesa, Isabel Ambrosio, ha pedido tiempo para analizar el informe, pero ha asegurado que se le va a remitir al Gobierno central y al regional para que obren en consecuencia. Calvo además de vicepresidencia es la encargada de la relación entre el Congreso de los Diputados y el Gobierno. Y autora de un informe jurídico que ya dibuja un camino: que se presente un recurso ante el Tribunal Constitucional y que sean estos los que anulen la inscripción. Y que la Mezquita Catedral vuelva a ser pública.

“Una vez demostrado que nunca la iglesia ha sido propietaria y que se ha producido esta inmatriculación indebida se propone la demanda”, insistía Mayor Zaragoza. “El Estado, que ha sido siempre propietario de este conjunto, debe interponer una demanda”. “Si esto no se hiciera también el Ayuntamiento como en su momento hizo el Concejo de Córdoba emprenderá las vías legales ordinarias para iniciar las reclamaciones”, agregó.

Uno de los expertos, Alberto García Sanjuan, sostuvo que hay evidencias históricas de que la Mezquita nunca fue de la Iglesia. Así, citó el “derecho de conquista” que se aplicaba en el siglo XIII, cuando Fernando III entró en la ciudad. “Cualquier mezquita de una población pasaba a ser propiedad real salvo que haya donación expresa. No tenemos constancia”, explicó. Así, dijo, hay una “serie de datos que nos llevan a pensar que nunca existió esa donación”. También aludió a que “en el interior de ese edificio hay espacios de propiedad real como la capilla”. Y aseguró que la puerta del Perdón solo se abre al Rey, a los miembros del Concejo de Córdoba en visita institucional o al obispo cuando asume el cargo o cuando muere. “Esos son algunos de los muchos indicios que tenemos”, insistió, como otros que “desde principios del siglo XX se intentó cobrar entradas y el Ayuntamiento no lo permitió”, o que el Cabildo no instaló un pararrayos diciendo que era propiedad estatal.

Etiquetas
stats