El índice de absentismo en la Junta creció del 4,99 en 2015 al 5,52 en 2016

Una oficina vacía | PIXABAY

El índice de absentismo entre funcionarios y personal laboral de la Junta de Andalucía creció en Córdoba entre los años 2015 y 2016. Así lo recoge el informe para esos años de la Dirección General de Servicios de la Junta de Andalucía, disponible en su página web. En el caso de la provincia, el dato se incrementó del 4,99 en 2015 al 5,52 en 2016.

El índice de absentismo se obtiene dividiendo el número de jornadas perdidas entre el resultado de multiplicar el número de días hábiles por el número de efectivos disponibles. El resultado de la operación, a su vez, se multiplica por 100.

En el conjunto andaluz, el índice ha pasado de 2015 a 2016 del 5,15 al 5,67. Lidera la tabla el personal laboral, con un índice que ha oscilado del 6,08 al 6,92, mientras que el dato de los funcionarios ha migrado del 4,33 al 4,56.

El absentismo incluye, además de las ausencias por incapacidad temporal del trabajador, las siguientes causas: ausencias por enfermedad inferiores a cuatro días que no son incapacidades temporales, visitas médicas, ausencias no justificadas, incumplimiento del horario y ausencias debidas a un deber inexcusable público o personal.

En casi todas las provincias se observa un incremento del índice de absentismo, alcanzándose una media de incremento de 0,5% en el año 2016 respecto del 2015. Destaca la disminución de 0,04% en el caso de Huelva, frente al incremento del 0,85% o del 0,77% en los casos de Cádiz y Granada, respectivamente.

En los servicios centrales de la Administración de la Junta de Andalucía se observa un incremento del 0,56% muy próximo a la media registrada en el ámbito provincial.

Etiquetas
stats